El independentismo catalán monta su asociación de familiares de presos y exiliados

La última imagen que hemos visto de Carles Puigdemont en Bélgica ha sido en Gante, donde este miércoles ha realizado un avisita turística Ha recibido incluso regalos en su paseo turístico por esta localidad a una hora en coche de Bruselas. El expresidente de Cataluña ha visitado una biblioteca, ha comido bombones, y se ha hecho hasta fotos con quienes le han reconocido.

MIentras, en Cataluña, los independentistas bucean en las páginas de viajes, buscando combinaciones para acudir a Bruselas a manifestarse el 7 de diciembre, coincidiendo con el arraque de la campaña electoral. Mientras, las familias de los políticos presos ya piden dinero para ir a las cárceles a visitarles.

El independentismo catalán ya tiene su asociación de familiares de presos y exiliados. Son los parientes de los exmiembros del govern y de 'los Jordis'. Se hacen llamar Asociación catalana por los derechos civiles. Tienen su página web y entre los objetivos principales está el de recaudar dinero para ir a verles, como pide la mujer de Romeva dando para ello el número de cuenta.

Hablan de desplazamientos a las prisiones pero el más caro en la agenda es el que ha montado la Asamblea nacional Catalana para la manifestación en Bruselas del próximo 7 de diciembre, coincidiendo con el arranque de la campaña electoral. las agendas de viajes están recomendando que vayan en tren, porque los vuelos para ese día se han disparado y la opción más barata alcanza los 400 euros.