El independentismo recibe a Arrimadas con una monumental pitada en Canet del Mar

El independentismo recibe a Arrimadas con una monumental pitada en Canet del Mar

La portavoz de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, estuvo este sábado en Canet de Mar, el municipio barcelonés en el que se han sucedido los enfrentamientos entre independentistas y no independentistas por la colocación en la playa de cruces en homenaje a los políticos presos, y allí hizo unas declaraciones a los medios de comunicación en medio de una monumental pitada.

Ciudadanos había solicitado espacio para celebrar un acto político en la localidad, el Ayuntamiento regido por Blanca Arbell no autorizó la cesión de un espacio para su celebración, pese a lo cual, Arrimadas decidió acudir a la localidad de mayoría independentista para "reivindicar su libertad de expresión y el derecho de los no independentistas a manifestar su opiniones".

El consistorio asegura que Ciudadanos solicitó permiso para su acto en una zona céntrica de la localidad en la que hoy se celebra una fiesta popular. Sin embargo, Arrimadas insistió en que su partido había propuesto una ubicación alternativa.

Al no obtener permiso para la celebración del acto, algo que ya ocurrió a la formación dirigida por Albert Rivera en Vic, la presencia de su portavoz se limitó a la realización de declaraciones a los medios de comunicación en el Paseo Marítimo, donde se han venido registrando enfrentamientos entre partidarios y detractores del `procésï. Durante los casi 10 minutos de su declaración la pitada y los gritos de "Catalunya, lliure" no cesaron.

Según Arrimadas, lo sucedido en Canet demuestra que la política del Gobierno de la Generalitat impulsa "la ruptura de la convivencia" y vulnera de manera sistemática "los derechos de los no independentistas", por lo que Ciudadanos reitera su compromiso en defensa de la libertad y de la convivencia.

Sobre la decisión de la justicia alemana de entregar a Carles Puigdemont para ser juzgado sólo por malversación, Arrimadas dijo que los jueces germanos certifican que en España no hay presos políticos porque no existe riesgo de ser perseguido por ideas o creencia y reconocen que hubo violencia, aunque no de la "envergadura" suficiente como para juzgar al expresidente por rebelión.

En relación a la investigación sobre los negocios del rey emérito, la portavoz de Ciudadanos dijo que apoyarán que la justicia investigue, aunque no quiso pronunciarse sobre la creación de una comisión parlamentaria de investigación en tanto no se presente la iniciativa en el Congreso.