El impuesto a la banca permitirá pagar la extra a los funcionarios extremeños

carrusel monago
carrusel monago |Telemadrid

Los empleados públicos de la Administración autonómica extremeña cobrarán en enero la paga extra de Navidad después de que el Gobierno regional haya decidido destinar a ello parte de los 240 millones que le reportará la sentencia del Tribunal Constitucional que avala el impuesto extremeño sobre los depósitos bancarios.

Así lo ha anunciado hoy el presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago, en una rueda de prensa en la que informado de que el TC ha rechazado el recurso presentado hace diez años por el Gobierno de José María Aznar contra este gravamen extremeño, que fue suspendido cautelarmente entonces durante unos meses.

El Tribunal Constitucional (TC) avala el impuesto extremeño porque considera que la base imponible es distinta al IVA y al IAE, porque no vulnera el principio de territorialidad y porque la deducción establecida por invertir en la región no impide la libre circulación de capitales, según la sentencia, a la que ha tenido acceso Efe.

Monago ha considerado que esta "gran noticia" para Extremadura se une al cumplimiento del objetivo de déficit para este ejercicio, que ha dado por seguro después de que a fecha de 1 de noviembre se haya situado en el 1,47 por ciento.

En un corrillo con periodistas, el consejero de Economía y Hacienda, Antonio Fernández, ha explicado que si el dinero se recibe en la primera semana de enero, los empleados públicos cobrarían la paga extra a continuación.

Aunque el presidente extremeño ha hablado de "restablecer" la paga extra de Navidad, a efectos contables se adelantará a enero la extra de junio de 2013, según ha apuntado el consejero.

Fernández ha precisado que los 200 millones correspondientes al impuesto (40 millones son de intereses) estaban avalados por los bancos y la Junta se los ha gastado sin haberlos recaudado, lo que influyó en el déficit.

Al recibir ahora ese dinero, Extremadura podrá aminorar el esfuerzo en la lucha contra el déficit y sufragar la paga extra de Navidad suspendida -unos 80 millones-, además de dedicar 13 millones a dependencia, tres a talleres de empleo y un millón a apoyar a los autónomos, además de acelerar el pago a los proveedores, según ha anunciado también Monago.

Sobre estas medidas, el presidente extremeño ha insistido en que no es que haya más dinero para gastar, sino que la sentencia permite reducir el esfuerzo en los ajustes planificados y apoyar a las políticas sociales y de empleo.

Monago ha indicado que no cree que haya "reparo" por parte del Gobierno de la nación al abono de la extra de Navidad, porque Navarra ya adoptó esta decisión y porque Extremadura cumplirá a final de 2012 con el objetivo de déficit del 1,5 por ciento.

El presidente extremeño, que ha apuntado que el proyecto de presupuestos regionales para 2013 recoge una subida del 29 % en el impuesto bancario, ha recordado por justicia que el expresidente Juan Carlos Rodríguez Ibarra fue el que creó el impuesto.

A su vez, ha criticado al secretario regional socialista, Guillermo Fernández Vara, por comportarse como un "niño chico" al adelantarse hoy en el Pleno del Parlamento a desvelar el fallo judicial.

A su juicio, es el pueblo extremeño el que "en todo caso tiene que apuntarse ese tanto" porque suyos son los depósitos.

El PSOE e IU, por su parte, han valorado que el impuesto saliera adelante con los votos de estas dos formaciones y el rechazo del PP.

En rueda de prensa, Fernández Vara ha indicado que quienes hoy alaban a Rodríguez Ibarra, antes lo insultaban por establecer el impuesto a los bancos, en una época en que había que tener "agallas para atreverse a enfrentarse al sistema bancario y financiero".

El líder socialista ha criticado que no se haya contado con la oposición para determinar el destino de los 240 millones.

El coordinador regional de IU, Pedro Escobar, ha considerado una buena noticia la sentencia y la recuperación de la paga extra y ha confiado en poder hablar con el Ejecutivo sobre el destino de los fondos procedentes del impuesto bancario.