El imán preparaba más atentados y no planeaba inmolarse

Mientras tanto la investigación se sigue centrando en la figura del Imán de Ripoll. Fuentes policiales creen que Abdelbaki Es Satty no pensaba morir en la casa de Alcanar ya que planeaba más atentados con furgonetas bomba, según publica hoy La Razón.

El diario señala que preparaba una segunda fase de atentandos tras la colacación de dos coches bomba. Además la segunda explosión en la localidad tarraconense se cree que podía ser una trampa para los investigadores.

INVESTIGACION INTERNACIONAL

Por otra parte, la policía busca los posibles apoyos que la célula que atentó en Cataluña pueda tener en Europa, donde viven 11 sospechosos que han sido identificados por las autoridades marroquíes, e investiga los viajes que los terroristas hicieron a países como Bélgica, Francia, Suiza o Austria.

La segunda fase de la investigación de los atentados de la semana pasada en Barcelona y Cambrils (Tarragona), que dejaron quince muertos, se centra en las conexiones internacionales que podía tener la célula y que, según fuentes cercanas al caso, pudieron resultar claves para prestar apoyo logístico.

Además del viaje de los terroristas al sur de París entre los días 11 y 12 de agosto y los desplazamientos del imán de Ripoll (Girona) a Bélgica, donde intentó supuestamente reclutar terroristas, se investiga la presencia de miembros de la célula en Zúrich (Suiza) y Viena (Austria).

Concretamente, a la localidad suiza viajaron el pasado mes de diciembre Mohammed Hychami, uno de los terroristas abatidos en el atentado de Cambrils (Tarragona), y Youssef Aallaa, uno de los dos fallecidos en una casa de Alcanar (Tarragona), junto al imán de Ripoll y presunto cerebro de la red, Adelbaki Es Satty.

YOUNES ABOUYAAQOUB INTENTO ROBAR UN COCHE

Por otra parte, el autor del atropello mortal en La Rambla de Barcelona, Younes Abouyaaqoub, intentó robar un vehículo en Olèrdola (Barcelona) poco antes de ser abatido por los Mossos d'Esquadra en Subirats, a solo 20 kilómetros de distancia de allí, según han confirmado fuentes policiales.

La policía autonómica investiga en estos momentos este nuevo episodio, desconocido hasta ahora, y que hace variar ligeramente el itinerario de la huida que presuntamente siguió el terrorista desde Barcelona hasta el lugar donde finalmente murió.

Al parecer, Abouyaaqoub asaltó a una mujer en la mañana del pasado lunes cuando aparcaba su coche frente a un gran establecimiento comercial en las afueras del municipio de Olèrdola, aunque ésta repelió el ataque y obligó al terrorista a salir corriendo.

La mujer no presentó inicialmente ninguna denuncia y lo hizo más tarde cuando Abouyaaqoub ya había sido abatido por la policía y lo pudo identificar como el mismo hombre que la había atacado.