Los políticos independentistas presos finalizan su huelga de hambre

Los diputados de JxCat, Jordi Turull, y Josep Rull
- Los diputados de JxCat, Jordi Turull, y Josep Rull |Telemadrid

Los cuatro presos independentistas en huelga de hambre, Jordi Sànchez, Jordi Turull, Josep Rull y Joaquim Forn, han finalizado su acción de protesta iniciada por los dos primeros hace 20 días y por los dos restantes tres días después para denunciar que el TC no desencalla sus recursos de amparo. Los cuatro han sido trasladados al hospital penitenciario de Terrassa (Barcelona) para que vuelvan a ingerir alimentos bajo control médico.

La portavoz de los reclusos en huelga de hambre, Pilar Calvo, lo ha anunciado en rueda de prensa después de que este miércoles los cinco expresidentes de la Generalitat y los cuatro expresidentes del Parlament se lo pidieran en un comunicado conjunto para así "salvaguardar su derecho a la vida y a la salud".

Por otro lado, se ha conocido que el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y los diputados del Parlament suspendidos por el Tribunal Supremo (Oriol Junqueras, Raúl Romeva, Jordi Turull, Josep Rull y Jordi Sànchez) han presentado una demanda ante el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Ginebra por "vulneración" de derechos.

"Queremos llamar la atención internacional, sobre todo de las Naciones Unidas, de la vulneración de derechos humanos"

Lo han explicado este jueves en rueda de prensa, desde Ginebra, el propio Puigdemont; el abogado internacional que lleva el caso, Nico Krisch; la secretaria general de ERC, Marta Rovira; la diputada de la CUP Maria Sirvent y el expresidente del Parlament Ernest Benach

Krisch ha reivindicado que esta demanda pretende "llamar la atención internacional, sobre todo de las Naciones Unidas, de la vulneración de derechos humanos" que cree que supone la suspensión de estos diputados.

Tribunal de Cuentas

Por otro lado, el fiscal del Tribunal de Cuentas ha presentado una demanda contra ex altos cargos de la Generalitat, con el expresidente Carles Puigdemont a la cabeza, en la que les acusa de desviar ocho millones de euros de dinero público a la organización del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017.

Fuentes de la Fiscalía han confirmado la presentación de la demanda, avanzada por El País, y que se dirige también contra el exvicepresidente Oriol Junqueras y el resto de exconsellers