La historia del caso Faisán

Todo comenzó el 4 de mayo del año 2006 cuando presuntamente en el bar Faisán, situado a las afueras de Irún se produjo una conversacion telefónica. Un agente de la Policia Nacional supuestamente avisó al dueño del restaurante, uno de los responsables del aparato de extorsión etarrra de que se iba a proceder a su desarticulación por orden judicial. En el caso la justicia imputó a parte de la cúpula policial del Ministerio del Interior cuando Rubalcaba era ministro.