Los hermanos Pujol se repartían un porcentaje fijo en sus operaciones

Los hermanos Pujol se repartían un porcentaje fijo en sus operaciones

Los hijos de Jordi Pujol se repartían un porcentaje fijo de las comisiones que cobraron en sus operaciones "ideadas" o participadas por cualquiera de ellos, siendo el más beneficiado en cada operación el que intervenía directamente en la mismas, y el resto a partes iguales. El diario La Razón detalla en su edición de hoy lunes un ejemplo de este "plan perfectamente medido" referente al asesoramiento para la venta de un hotel de Cataluña, en la que participó "de forma relevante" Oleguer Pujol, el benjamín, que habría percibido en esta operación 85.000 euros mientras que el resto de sus hermanos habrían recibido 15.000 euros cada uno.