Más de 17.000 mossos, guardias civiles, policías nacionales y locales vigilarán las elecciones en Cataluña

Más de 17.000 mossos, guardias civiles, policías nacionales y locales vigilarán las elecciones en Cataluña

Más de 17.000 agentes de Mossos d'Esquadra, Policía Nacional, Guardia Civil y Policía Local conformarán el dispositivo de seguridad pública de las elecciones autonómicas de este jueves, una cifra superior a otros comicios anteriores "para garantizar una jornada absolutamente tranquila". Lo ha explicado el secretario general técnico del Ministerio del Interior, Juan Antonio Puigserver, en rueda de prensa este miércoles junto al delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo.

El refuerzo de agentes se ha hecho específicamente en el cuerpo de Mossos, mientras que "las dotaciones serán las mismas que las presentes hoy en Cataluña" en el caso de la Guardia Civil y de la Policía Nacional.

MOSSOS: DISPOSITIVO ELECTORAL

Puigserver ha detallado que "se respetan las competencias de los distintos cuerpos" y que los Mossos se encargarán de la seguridad del dispositivo electoral.

Y ha precisado que un total 12.321 agentes de Mossos darán "cobertura estática y no dinámica" a los colegios electorales en coordinación con 1.834 policías locales.

En anteriores comicios, los Mossos y las policías locales ofrecían una cobertura dinámica, que significa que un coche patrulla se encargaba de vigilar tres o cuatro colegios electorales: "Esto se ha considerado poco" para el 21-D y ahora la vigilancia será estática y habrá agentes suficientes para vigilar todos los colegios.

A los Mossos y las policías locales se sumarán agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, que se encargarán de la custodia de los edificios públicos propiedad del Estado y de las "infraestructuras críticas estatales", y también prestarán apoyo a los Mossos en caso de necesidad.

Para un mejor funcionamiento, se han llevado a cabo reuniones de Interior con varios ayuntamientos, como por ejemplo el de Barcelona, ha detallado.

También ha insistido en que las competencias se respetarán en todo momento y que los tres cuerpos policiales se han coordinado para llevar a cabo un dispositivo conjunto "que permita una jornada electoral sin problemas".

Además de los agentes de seguridad pública, el dispositivo se reforzará con 104 agentes de seguridad privada.

8.247 MESAS ELECTORALES

Habrá 2.680 locales electorales y 8.247 mesas distribuidas por los 947 municipios de Catalunya: abrirán a las 9 horas y las mesas se distribuirán en 5.885 en Barcelona, 825 en Girona, 534 en Lleida y 1.003 en Tarragona.

Un equipo de 24.741 personas entre presidentes y vocales de mesa, gestionará la jornada "con todas las garantías" y además habrá 49.482 suplentes, 3.889 representantes de la administración y también los apoderados e interventores de los partidos.

La ANC, la CUP, los Comités de Defensa de la República (CDRs) y ERC explicaron semanas atrás que desplegarían una red de apoderados por los colegios electorales para seguir de cerca el escrutinio y hacer un "recuento paralelo".

El secretario general técnico del Ministerio de Interior, Juan Antonio Puigserver, ha recordadp que el recuento paralelo "no es ilegal pero carece de todas las garantías".

El delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo, se ha limitado a señalar que ni los miembros de las mesas electorales ni interventores ni apoderados pueden llevar simbología partidista para garantizar "la necesaria neutralidad" de la jornada electoral.

EL CENTRO CRIPTOLÓGICO NACIONAL SUPERVISRAÁ EL RECUERNTO Y VIGIULARÁ LAS REDES SOCIALES

El Centro Criptológico Nacional (CCN), adscrito al Centro Nacional de Inteligencia (CNI), supervisará el recuento provisional de los resultados de las elecciones catalanas de mañana, dentro de un plan que ha puesto en marcha para evitar ciberataques y la desinformación o "fake news" en las redes sociales. El CCN ha activado un plan específico con diversas medidas para evitar ciberataques, especialmente en el proceso del recuento provisional, que es uno de los momentos más críticos que pueden alterar los resultados para deslegitimar el recuento definitivo.

Fuentes del CNI han aclarado que el riesgo de ciberataques es prácticamente nulo durante el proceso, ya que se realiza de forma tradicional y analógica, con papel y lápiz.

El problema y la principal amenaza puede surgir en el recuento provisional, del que se encarga la empresa Indra.

Será en esa fase cuando el CCN se encargará de supervisarlo y tratará de evitar ciberataques a las webs con los resultados provisionales.

Publicar datos falsos podría provocar una pérdida de credibilidad ante el anuncio de los verdaderos. El CCN ha preparado respuestas ante diferentes escenarios en los que podrían alterarse los resultados, que van desde un ataque de denegación de servicio (DNS) a la centralita telefónica digital desde la que se irán comunicando los datos tanto a la Junta Electoral como al sistema de procesado de datos provisionales, hasta la clonación de la web de modo que haya dos idénticas, una con los resultados verdaderos y otra con datos falsos.

También se ha previsto afrontar la desinformación en las redes sociales, donde se podrían promover resultados falsos o publicitar páginas web de resultados electorales creadas para desinformar con los "bots" (programa informático que efectúa automáticamente tareas repetitivas a través de internet).

El pasado 13 de diciembre, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, dijo que desde el Ejecutivo se está haciendo un "trabajo muy intenso" de cara al 21D para "anticiparnos" a los problemas que puedan surgir "y armarnos ante los intentos de desinformación". Tras intervenir en la inauguración de la XI jornadas del CCN, lanzó un mensaje de tranquilidad al señalar que en España la limpieza de los escrutinios electorales es "absolutamente contrastable".

Asimismo, avanzó la creación de un grupo de trabajo entre el Gobierno, el CCN y la empresa encargada de la organización del recuento de las elecciones catalanas para "anticiparnos" ante los problemas que puedan surgir.

CENTRO DE DIFUSION

El centro de difusión de datos se ubicará en el Pabellón 8 del recinto de Fira de Barcelona en Montjuïc, desde donde se ofrecerán tres cuatro ruedas de prensa: minutos antes de las 10 para dar información de la apertura de los colegios; a las 13.45 con datos de las 13; a las 18.45 con datos de las 17, y una última sin hora prevista cuando se haya completado el escrutinio.

Para acceder al centro de difusión de datos se han acreditado 460 profesionales de 460 medios nacionales e internacionales.