El nuevo gobierno catalán aumenta el Impuesto de Patrimonio y prorroga Presupuestos

El nuevo gobierno catalán aumenta el Impuesto de Patrimonio y prorroga el Presupuesto
El nuevo gobierno catalán aumenta el Impuesto de Patrimonio y prorroga el Presupuesto |Telemadrid

El nuevo gobierno de la Generalitat ha aprobado hoy un incremento del Impuesto sobre el Patrimonio del 5 por ciento, si bien para las rentas más altas será del 10 por ciento, y también ha modificado el mínimo exento para rebajarlo de los 700.000 euros actuales a los 500.000 euros.

Este incremento del Impuesto de Patrimonio forma parte de los Acuerdos de Legislatura pactados entre CiU y ERC para aumentar los ingresos de la Generalitat, y con esta medida el Govern espera recaudar a partir de 2013 un total de 93,8 millones de euros.

Según ha explicado en la rueda de prensa posterior a la reunión del Govern el conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, la modificación del Impuesto sobre el Patrimonio debía hacerse antes de final de año porque, en caso contrario, "no tendría efectos recaudatorios en 2013" y la Generalitat hubiera tenido que esperar a 2014.

En el decreto ley que establece la modificación de este impuesto se mantienen los importes de los ocho tramos vigentes pero, en cambio, aumentan los tipos de gravamen en un 5 por ciento para todos ellos excepto el más alto, en el cual el incremento es del 10 por ciento.

Por lo que respecta al capital mínimo exento para tributar, a partir de ahora se sitúa en 500.000 euros cuando hasta ahora era de 700.000 euros.

PIDE UN DÉFICIT DEL 1,5% Y PRORROGA EL PRESUPUESTO 2012

Además el nuevo ejecutivo catalán ha aprobado un decreto por el que se prorrogan los Presupuestos de la Generalitat de 2012 hasta que no se aprueben las cuentas del próximo año, ha pedido que se amplíe al 1,5 % el objetivo de déficit fijado en el 0,7 % del PIB y ha precisado que las medidas "dolorosas" serán reversibles.

El nuevo Ejecutivo catalán se ha reunido por espacio de casi dos horas inmediatamente después de haber tomado posesión en el Palau de la Generalitat y ha adoptado ya varias medidas, entre ellas la aprobación del decreto para prorrogar los Presupuestos de la Generalitat de 2012 hasta que no se aprueben las nuevas cuentas para este ejercicio en el Parlament.

El decreto que ha aprobado el Govern consolida los "ajustes" que se han aplicado a lo largo de este año y mantiene el "principio de prudencia" respecto a las perspectivas fiscales de 2013.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Ejecutivo catalán, el conseller de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell, ha afirmado que el objetivo de déficit del 0,7 % del PIB representa un "esfuerzo desmedido" y entra en "contradicción con la lógica económica", por lo que ha reclamado que este límite se amplíe al 1,5 %.

Mas-Colell ha avanzado que su departamento trabajará con estos dos escenarios, el del 0,7 % y el del 1,5 %, a la hora de elaborar los presupuestos para 2013, puesto que el Govern no presentará las cuentas hasta finales de febrero o principios de marzo y para entonces confía en tener una idea más precisa sobre la posibilidad de flexibilizar el objetivo de déficit.

El titular de Economía ha indicado que el Govern priorizará el "gasto social", aunque ha precisado que en las "medidas dolorosas" que se puedan adoptar se actuará con una "mentalidad de reversibilidad" al tratarse de un periodo "transitorio" que requiere un "gran esfuerzo de solidaridad".

Mas-Colell ha alertado de que cumplir con el objetivo de déficit del 0,7 % del PIB supone "sacrificios" y "tocar el hueso" de los servicios sociales y, en este sentido, ha agregado que el Gobierno central y la Unión Europea han de entender que "están imponiendo un sufrimiento sobre la población que incluso el FMI dice que es excesivo".

No obstante, el conseller de Economía ha señalado que, en el caso de que no se flexibilice el objetivo de déficit, el Govern se ajustará a éste, puesto que los mercados están "cerrados": "Nuestro único banco es el Tesoro", ha apostillado.

La "arquitectura" del pacto de estabilidad presupuestaria que impone este déficit es otra de las razones que ha esgrimido el conseller para su cumplimiento.

El titular de Economía, quien ha recordado que no hay "milagros" aunque esta legislatura será "la de la salida de la crisis" -ha pronosticado-, ha avanzado que en materia presupuestaria habrá que hacer un "equilibrio" ente la partida de ingresos y la de gastos.

Respecto a la ayuda del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), Mas-Colell no ha desvelado la cuantía que podría solicitar el Govern ya que depende de varios factores, entre ellos el vencimiento de la deuda.