El fuego calcina más de 400 hectáreas de zona natural en Ibiza

El consejero de Medio Ambiente y Movilidad, Gabriel Vicens, ha revelado que el incendio originado este domingo en la cala ibicenca de Benirrs fue provocado por una negligencia en una cueva cercana a la zona en la que se encontraban los coches estacionados y, por tanto, no fue la explosión de uno de estos vehículos lo que causó las llamas, tal como se pensó

Así, alrededor de la citada cala, ubicada en la localidad ibicenca de Sant Joan de Labritja, hay varias cuevas en las que reside una comunidad hippy y fue en una de ellas en las que se produjo la citada negligencia que provocó el incendio, que ha calcinado ya 400 hectáreas de zona natural en Ibiza, y que aún no ha sido controlado, pese a participar en las tareas de extinción 300 efectivos terrestres y 14 medios aéreos.

Por primera vez en Baleares, en el incendio de Benirrs se ha declarado un nivel 2 de incendio al afectar el fuego a núcleos habitados y a una importante concentración de personas en el momento en el que se declaró el fuego.

Así, el director general de Biodiversidad, Vicens Vidal, ha explicado que cuando se decreta este nivel, la prioridad pasa a ser la seguridad de las personas por delante de la propia extinción del incendio.