El frío llega para quedarse en España hasta el miércoles

Tiempo2_20101127V0.wmv

El paso de sucesivas borrascas por Canarias y la Península a partir de este sábado y hasta el próximo miércoles, dejará a su paso un temporal de nieve, viento y lluvia que afectará a todas las provincias del país, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

El portavoz de la AEMET, Ángel Rivera, ha explicado que este fenómeno, "de predicción difícil" y que alcanzará su fase "más crítica" a partir de este lunes, afectará a toda España y se manifestará en forma de nieve, lluvia o viento "en función de cada zona".

Así, la primera de las borrascas llegará a Canarias este sábado, dejando a su paso precipitaciones débiles y vientos moderados a fuertes, mientras que en el sur peninsular se esperan precipitaciones y vientos que pueden ser localmente fuertes. En concreto, las lluvias tendrán una mayor intensidad en Cádiz y en Málaga, pudiendo acumular hasta 60 litros en 12 horas.

La borrasca se desplazará sobre el área mediterránea durante la jornada del domingo, dejando precipitaciones en forma de nieve en torno a los 700 metros en zonas del este peninsular y vientos moderados. Las precipitaciones se desplazarán de sur a norte a lo largo del día. Además, tanto el sábado como el domingo, el extremo norte peninsular sufrirá una descarga de aire frío que dará lugar a precipitaciones débiles, que serán en forma de nieve en torno a los 500 metros.

Canarias sufrirá el domingo el paso de una nueva borrasca, que dejará lluvias y vientos localmente fuertes en el archipiélago, que podrán alcanzar hasta los 90 Km/h. La borrasca se extenderá a la Península y Baleares a partir de primeras horas del lunes, primero por el suroeste y, posteriormente, por el resto del país.

Esta borrasca provocará precipitaciones generalizadas, moderadas en general, que podrán ser localmente fuertes e irán acompañadas de vientos fuertes en gran parte de las zonas. Además, se registrarán temperaturas mínimas en Comunidad de Madrid, La Rioja, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Navarra, Aragón y Cataluña

En cualquier caso, de cara al lunes se espera un aumento de los termómetros en la mitad sur peninsular, que se generalizará el martes y volverá a descender el miércoles. Por esta oscilación térmica, las precipitaciones podrán ser en forma de nieve, especialmente en la zona centro y mitad norte peninsular, en cotas que fluctuarán entre los 700 metros del lunes, ascendiendo a los 1.000 metros el martes y bajando a 600 metros el miércoles.

Esta situación de inestabilidad también dará lugar a temporal en las áreas marítimas del Mediterráneo y Cantábrico, especialmente de cara al martes. El riesgo de vientos costeros será más elevado en Baleares, Canarias y Cataluña.

EXTREMAR LAS PRECAUCIONES

Ante la llegada de este temporal, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior ha activado los avisos por nieve y frío en el norte peninsular, especialmente en las comunidades de Cantabria, País Vasco, Navarra, Castilla-La Mancha y Cataluña. En algunas zonas, se podrán acumular hasta 5 centímetros de nieve y las cotas mínimas se situarán en torno a 400 metros.

Por ello, se recomienda a los ciudadanos que extremen las precauciones ante los riesgos derivados de la nieve, por lo que deben adoptar las medidas oportunas de autoprotección para garantizar su seguridad y la de los demás.

En el caso de que sea imprescindible viajar por carretera, Protección Civil pide tener especial cuidado con las placas de hielo, informarse previamente de la situación meteorológica y del estado de las carreteras, revisar el vehículo y atender a las recomendaciones de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Entre otros consejos, aboga por revisar los neumáticos, anticongelante y frenos, llenar el depósito de la gasolina y llevar cadenas, y tener ropa de abrigo y un teléfono móvil con batería de recambio y/o cargador de automóvil. En caso de permanecer atrapado en la nieve, se aconseja permanecer en el coche, con la calefacción puesta, renovando cada cierto tiempo el aire, y vigilar que el tubo de escape no esté obstruido para evitar que los gases penetren en el interior del vehículo.

Protección Civil también indica que, ante la presencia de nieve o hielo en la calzada, es aconsejable no adelantar. En caso de circular por una vía desdoblada, se recomienda ir por el carril derecho y, si hay que detener el vehículo, es recomendable que sea fuera de la calzada o en el arcén.

En caso de lluvia, se pide disminuir la velocidad, extremar las precauciones y no detenerse en zonas donde pueda discurrir gran cantidad de agua. Por ello, hay que intentar circular preferentemente por carreteras principales y autopistas. Si comienza a llover de manera torrencial, existe un riesgo de inundación por lo que no es aconsejable atravesar los tramos inundados ni con el vehículo ni a pie. Si se permanece en campo abierto, hay que alejarse de los ríos, torrentes y zonas bajas de laderas y colinas, evitando atravesar vados inundados, y dirigirse a los puntos más altos de la zona.

Ante los vientos, conviene asegurar puertas, ventanas y todos aquellos objetos que puedan caer a la vía pública y alejarse de cornisas, árboles, muros o edificaciones en construcción o grúas que puedan desprenderse. En carretera, hay que extremar las precauciones, especialmente en la salida de túneles, adelantamientos y cruce con vehículos pesados en carreteras de doble sentido.

En zonas marítimas, hay que procurar alejarse de la playa y de otros lugares bajos que puedan resultar afectados por las mareas y oleajes que suelen generarse ante la intensidad de los fuertes vientos.