La fiscal general no ve "delito alguno" en "quitar ni poner" lazos amarillos

La fiscal general del Estado, María José Segarra, no cree que haya "delito alguno ni en quitar ni en poner" lazos amarillos a favor del independentismo catalán ya que, a su juicio, es algo que "forma parte de la libertad de expresión", aunque no se pronuncia sobre la posibilidad de que a las personas que lo hagan puedan aplicárseles la Ley de Seguridad Ciudadana, ya que no es de su competencia sino del Gobierno de Cataluña.

"No me toca responder sobre su aplicación. Son las autoridades gubernativas catalanas las que tomarán las decisiones, seguramente, más oportunas", ha señalado Segarra al ser cuestionada este lunes en Santander por la polémica que se está generando en relación a las responsabilidades a las que podrían enfrentarse las personas que en Cataluña se dedican a colocar o retirar estos lazos amarillos de lugares públicos y si sería susceptible de aplicarse la Ley de Seguridad Ciudadana tal y como parece plantearse la Generalitat para aquellos que las quitan.

Por otra parte, Segarra tampoco ve "ninguna relevancia" penal en la retirada por parte de supuestos agentes del orden de símbolos, pancartas o banderas antimonárquicos que se habían colocado con motivo de la participación de los Reyes en el homenaje en Barcelona a las víctimas de los atentados terroristas del pasado verano en Las Ramblas y Cambrils.