La etarra Inés del Rio se "deprime" en su escondite

Inés del Río
Inés del Río |TM

El Mundo publica la imagen de la etarra Inés del Rio que llevaba desaparecida desde su excarcelación por la sentencia de Estrasburgo. El periódico madrileño la ha localizado en Tafalla.

Cuenta el diario El Mundo que lleva tres meses recluida y que no sale de su casa. No participó en el acto de Durango. Con 24 crímenes a su espalda. Cuentan en su entorno que no se adapta a la libertad y está deprimida.

"No voy a hablar, no quiero saber nada de periodistas", insiste Del Río, de 55 años, quien ni siquiera ha hablado en estos tres meses con la prensa más benevolente con los batasunos.

Lleva oculta más de tres meses, desde que abandonó la prisión de Teixeiro (La Coruña) el 22 de octubre. La etarra sólo cumplió 26 años de cárcel: apenas 399 días por cada uno de sus 24 asesinatos.

Y, al recuperar la libertad, dejó un regalito judicial: la anulación de la doctrina Parot, lo que provocó la repentina excarcelación de casi un centenar de terroristas, asesinos y violadores.