Los estudiantes no quieren pagar la crisis

Las dificultades para encontrar un trabajo han disparado el interés por ampliar la formación académica, en especial, de másters y postgrados. Pero en muchas ocasiones, el elevado coste de estos programas limita a muchos estudiantes. Para poder hacer frente a los pagos, 7000 personas solicitaron al Ministerio de Educación y al ICO, Préstamo Universidad. Un préstamo que tradicionalmente se ofrecía a tipo cero, pero que este año, por los recortes del gobierno, llega con intereses. El Banco Santander, Sa Nostra, CajaSol y Unicaja , las entidades encargas de formalizar los préstamos, aún no tienen la aplicación disponible. Los estudiantes denuncian que el retraso lo tendrán que pagar muy caro...