Los escritores se rebelan contra la Ley Celaá: "Permitirá avanzar en la erradicación del castellano en la enseñanza"

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, durante su comparecencia en el Senado.
La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá |Europa Press

Cerca de un centenar de escritores españoles han publicado un manifiesto en el que se "rebelan" contra la nueva Ley de educación, conocida como Ley Celaá, porque consideran que pone el camino para la "erradicación" de la lengua española de la enseñanza.

"Dicha ley educativa, que permitirá avanzar aún más en la erradicación del castellano en todos los niveles de enseñanza en Cataluña y otras comunidades, busca cortar a hachazos el cordón umbilical y los lazos de unión que ensamblan y cimientan el sentimiento de pertenencia a una misma nación", aseguran en el escrito.

Los impulsores del manifiesto, que han señalado a Europa Press que este viernes volverán a abrir la lista por si hubiera más adhesiones, denuncian que "desde hace ya tiempo en algunas comunidades autónomas, y en especial donde los independentistas ejercen el poder, se ha venido produciendo un sistemático arrinconamiento y postergación de la lengua común de todos los españoles".

Ahora, consideran que se ha dado un salto cualitativo con "una Ley Nacional de Educación, aprobada a instancias del independentismo y asumida como propia por el Gobierno" que "ha eliminado de su articulado tanto la condición del castellano como idioma oficial, como la de ser lengua vehicular de la enseñanza en todo el Estado".

Esto, según precisan, "expropiará a las generaciones futuras el patrimonio y el tesoro común que es el castellano" y las "desconectará paulatinamente del resto de compatriotas desde el punto de vista histórico y emocional".

"Se pretende una especie de 'ley seca' contra la lengua española que la confine en la clandestinidad, la encierre en una reserva o la destierre, para que los estudiantes catalanes y de otras autonomías no disfruten de don Quijote cabalgando por la Mancha, del ensoñador Macondo de García Márquez, de la Barcelona de Juan Marsé o de las novelas de Vargas Llosa", lamentan.

Entre los firmantes se encuentran José Calvo Poyato -- hermano de la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo--, Luis del Val, Luz Gabás, Carmen Posadas, Elvira Roca, Joaquín Leguina, Santiago Roncagliolo, Luis Antonio de Villena, Inocencio Arias, Ricardo Artola, Fernando Benzo, Pilar De Aristegui o Alfonso Ussía Muñoz-Seca, entre otros.

Todos ellos han levantado la voz para "exigir el estricto cumplimento de la Constitución y el amparo efectivo del derecho de todos los españoles a conocer y usar la lengua española", eso sí, "sin menoscabo y desde el mayor respeto, aprecio y cariño al uso del resto de lenguas habladas en España".

En la actualidad, según recuerdan, hablan español casi 600 millones de personas en el mundo, lo que lo convierte en el tercer idioma más empleado en Internet y el más estudiado como lengua extranjera en los sistemas de enseñanza de EEUU.