El 17% de los edificios de Lorca tienen daños estructurales

El consejero de Obras Públicas y Ordenación del Territorio, José Ballesta, ha asegurado que son ya 542 las edificaciones evaluados, "lo que supone aproximadamente el 40 por ciento de los edificios que hay en Lorca". De ellos, explicó el consejero del ramo en rueda de prensa, el 44 por ciento estaría en código verde, es decir que estos edificios no tienen daños estructurales.

El 38 por ciento en nivel amarillo, lo que significa que son edificios que no tienen problemas estructurales, pero que tienen algún tipo de peligrosidad y que con tratamiento pasarían al nivel verde; mientras que el 17 por ciento --unos 92 edificios-- está código rojo, tiene problemas y se prohíbe su paso, "lo que no significa que haya que derribarlos".

Así lo ha señalado el consejero tras una primera evaluación de los edificios del municipio, que se ha dividido en 26 áreas, cada una de ellas visitadas por cinco profesionales --el 70% voluntarios--, movilizado a unas 200 personas, señaló, "que se van renovando".

De momento hay 19 áreas estudiadas, indicó Ballesta, "los equipos trabajan de manera continúa" y en unas horas o en los próximos días se podrá conocer más. Al tiempo que apuntó que todos los servicios de luz, agua y teléfono están restablecidos.

Así como que se han revisado todos los edificios de viviendas sociales y que las tres áreas están en código amarillo.

Además se contempla que el número de personas que pernocten en campamento esta noche sea menor que ayer, y si ayer se dispusieron 20.000 raciones de cena, en esta ocasión piensan que no llegarán a las 10.000.

La mayoría de las casas tienen daños superficiales, según el consejero, quién ha pedido sosiego, tranquilidad y calma en estos momentos en los que solicita a los ciudadanos que presten atención a las instrucciones que les darán los técnicos de emergencias.

Un equipo de 150 técnicos realizan estas tareas de inspección desde hace horas y se encargan de catalogar las casas con colores, de forma que el verde indica que no existe peligro y la casa se puede habitar, el amarillo indica daños estructurales y que se puede acceder con precaución para recoger enseres, mientras que el rojo supone la prohibición de acceso.

Algunos vecinos, con el permiso de bomberos, han subido a sus casas y han podido recoger ropa y medicamentos. Los ciudadanos han reunido sus pertenencias en las calles a la espera de conocer donde podrán almacenarlas.

El objetivo es, según el alcalde, tener una valoración rápida de los daños para enviársela al vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que lo ha solicitado para empezar a trabajar en un proyecto de ley de ayudas a los damnificados.

Además, esta revisión pretende que todos los vecinos que puedan acceder a sus casas lo hagan cuanto antes y tener una previsión de las viviendas inaccesibles para tener preparadas un número determinado de camas.

Mientras, efectivos militares bomberos y policías trabajan retirando escombros en las calles de la localidadad. Esta mañana voluntarios y militares han repartido alimentos entre los vecinos. La caja unipersonal que se ha repartido contenía una ensalada envasada y barritas energéticas. Además, los voluntarios han entregado yogures, zumo y agua.

En las largas filas que se han organizado para el reparto de víveres, muchos recordaban el miedo que han pasado. la noche se les ha hecho "larga" y aunque "no hacia mucho frío", hasta las cuatro de la madrugada han tenido que esperar la llegada de las mantas.

En las calles permanecían aun coches sepultados bajo ladrillos y comercios destrozados.

3.500 PLAZAS PARA QUE LOS VECINOS TENGAN UN LUGAR DONDE ALOJARSE

Por su parte, el ministro del Interior y vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, señaló que espera que "todo aquel que necesite dormir fuera de su casa tenga un sitio decente para pasar la noche", para lo que ha anunciado que se habilitaran unas 3.500 plazas. Además insistió que se hará un esfuerzo suplementario para instalar más plazas con los medios materiales de las bases cercanas de la Armada, el Ejército del Aire y el Ejército de Tierra.

"Nos preocupan fundamentalmente los ciudadanos que han perdido su vivienda o que la tienen que reparar antes de volver", ha señalado en Lorca. En este sentido, ha dicho que Defensa pondrá a disposición de los afectados medios materiales adicionales y que se va a solicitar a la Cruz Roja un esfuerzo suplementario.

Tras subrayar los grandes destrozos provocados en Lorca y que ha podido contemplar en su visita, "más allá de la intensidad más o menos baja del terremoto", ha explicado que el Estado "ha aportado los recursos que ha pedido la Comunidad y el Ayuntamiento de Lorca", al tiempo que ha recordado que "hay del orden de 400 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), así como 200 guardias civiles y 200 policías nacionales".

El ministro ha anunciado que está en contacto con la secretaria general de Vivienda y que el Estado mandará técnicos responsables de cultura para examinar los edificios de interés cultural del municipio. "Nos preocupa fundamentalmente los ciudadanos que han perdido su vivienda o que tienen que repararla o demolerla", ha insistido Rubalcaba, quien ha señalado la necesidad de "darle cobertura para que puedan pasar esta noche y los próximos días, y darles las ayudas materiales para que puedan reconstruir su vivienda o construir una nueva si la suya no tiene reparación posible".

GOBIERNO APRUEBA ESTE VIERNES LAS BASES NORMATIVAS DE LA RECONSTRUCCIÓN

Por su parte, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha anunciado que el Consejo de Ministros aprobará este viernes las bases normativas para afrontar la reparación de los "considerables" daños causados por el terremoto. En declaraciones en el Congreso, Zapatero ha querido transmitir un mensaje de calma a los ciudadanos de Lorca y ha garantizado que el Gobierno "no regateará medios económicos" para afrontar estas labores de reconstrucción y de ayuda a los afectados.

Y dado que "el daño en infraestructuras y en número de edificios, es considerable", quiso dejar claro que hay "mucho trabajo por delante" para ayudar a las personas afectadas y para acometer las tareas de reconstrucción de las infraestructuras públicas.

En ese sentido, ha anticipado que, en cuanto que el Consejo de Ministros apruebe las bases normativas, se desplazará a Murcia para inspeccionar las labores del despliegue de efectivos y para reunirse con el presidente autonómico, Ramón Luis Valcárcel, y con el alcalde de Lorca para informarles de los acuerdos adoptados y reparar

RAJOY PROMETE TRABAJO PÚBLICO CONJUNTO Y DESTACA EL COMPORTAMIENTO CIUDADANO

Por su parte, el presidente del PP, Mariano Rajoy, ha asegurado que las Administraciones Públicas van a trabajar de forma conjunta para intentar "con la mayor celeridad posible" que la situación en Lorca "vuelva a la normalidad", y ha destacado además el "comportamiento ejemplar" de sus ciudadanos.

Rajoy ha hecho estas declaraciones a los medios de comunicación durante su visita al hospital de campaña instalado en la citada localidad Murciana, donde ayer se registraron dos seísmos que han costado la vida a ocho personas y han provocado numerosos heridos y desperfectos. Según el presidente popular, "hay que intentar extraer algunas consecuencias positivas" de este suceso, y la primera es el "comportamiento ejemplar" que han demostrado los ciudadanos lorquinos, así como "la solidaridad de toda España", ejemplos que resultan "enormemente reconfortantes".

Rajoy, que también visitó Lorca tras el terremoto ocurrido en 2005, ha asegurado las Administraciones Públicas, trabajarán "de manera conjunta" para que "las cosas vuelvan a la normalidad" lo antes posible. "Con el trabajo unido y el ejemplo que están dando los ciudadanos de Lorca estoy convencido de que la situación volverá a su cauce en poco tiempo", ha añadido el presidente del PP, quien confía en que los "graves desperfectos" sufridos en algunas infraestructuras de la población sean subsanados pronto.

DAÑOS POR VALOR DE 36 MILLONES

Por su parte, el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS), el organismo público que se encarga de pagar las indemnizaciones por los daños causados por catástrofes en bienes asegurados, calcula que el terremoto en el municipio de Lorca podría haber generado perjuicios de más de 36 millones de euros.

En declaraciones a Efe, el director de Operaciones del CCS, Alejandro Izuzquiza, explicó que las primeras estimaciones apuntan a que el seísmo podría conllevar el triple de indemnizaciones que el terremoto que se produjo el 2 de febrero de 1999 en la comarca del Río Mula (Murcia), que tuvo una magnitud de 5.0 grados.

En aquella ocasión, se desembolsaron 12 millones de euros entre los 7.800 siniestros tramitados por el organismo, que está adscrito al Ministerio de Economía.