La dirección de UGT-Andalucía aplaza a enero la asunción de responsabilidades

La ejecutiva de UGT-Andalucía ha aplazado la asunción de responsabilidades por el supuesto desvío de fondos de formación a otros fines a la reunión de un comité extraordinario el 9 de enero, mientras la dirección confederal apremia a la federación andaluza a que dé explicaciones y asuma responsabilidades.

Al emplazamiento que hizo ayer el secretario general, Cándido Méndez, a UGT-Andalucía para "asumir responsabilidades" sobre los supuestos bolsos falsificados comprados en Asia para regalar a los sindicalistas, y cargados a la Junta, se ha sumado hoy el secretario de Acción Sindical, Toni Ferrer, que le ha exigido explicaciones sobre el presunto desvío de fondos de formación y asuma "de una vez" las responsabilidades necesarias.

No obstante, el secretario de Organización de UGT-Andalucía, Manuel Ferrer, ha afirmado que esa federación no se siente "presionada" por la dirección confederal del sindicato ni por su secretario general para asumir responsabilidades y entiende que debe ser el comité el que se pronuncie sobre posibles dimisiones.

Por eso, la ejecutiva regional decidió ayer convocar un comité extraordinario para el 9 de enero para presentar la gestión de poco más de seis meses de mandato y analizar la crisis derivada del supuesto desvío de fondos de formación para otros fines, ha explicado Manuel Ferrer.

Ha destacado la unidad de la ejecutiva para que sea el comité el que analice la situación y ha informado de que toda la dirección pondrá sus cargos a disposición del máximo órgano entre congresos "asumiendo todas las responsabilidades sin descartar ninguna".

Por otra parte, fuentes de UGT han informado de que Méndez ha pedido en privado la dimisión de algunos miembros de la ejecutiva andaluza, incluido su secretario general, Francisco Fernández Sevilla, que fue vicesecretario general en la ejecutiva del anterior líder andaluz, Manuel Pastrana.

El comité extraordinario ha sido convocado en enero porque estatutariamente no podía celebrarse con anterioridad al haber tenido lugar un comité ordinario hace aproximadamente un mes.

EL PP ANDALUZ VE CONNIVENCIA DE LA JUNTA CON UGT

Entretanto, el PP ha denunciado hoy "connivencia" de la Junta con UGT-Andalucía y una "falta de control reiterada" de los fondos públicos que se daban en subvenciones excepcionales al sindicato, después de analizar en la Consejería de Empleo diversos expedientes de otorgamiento de estas ayudas.

El portavoz parlamentario del PP, Carlos Rojas, ha informado en rueda de prensa de que "prácticamente en todas las ayudas" a UGT y COOO había reparos de la Intervención General y ha anunciado que en su momento trasladarán a la justicia ese "proceso documental".

Rojas ha reclamado a la presidenta andaluza, Susana Díaz, que "pase a la acción de una vez" porque "no se puede esperar ni un día más un escándalo como el de UGT", y le ha pedido que ordene "inmediatamente" la personación judicial de la Junta en el caso.

En términos parecidos se ha pronunciado hoy el portavoz parlamentario de IULV-CA, José Antonio Castro, quien ha considerado "lógico" que la Junta se persone judicialmente en el caso del presunto desvío de fondos de formación de la UGT-A, ya que es "quien debe velar por la buena gestión del dinero público" que se otorga en subvenciones, ayudas o incentivos.

Asimismo, Castro ha considerado que el sindicato está resolviendo "con transparencia, en cierta medida", la situación y ha recordado que la Junta "está actuando también de oficio" pidiendo documentación y aclaraciones a UGT

CONCIENCIA TRANQUILA

El pasado domingo, Cándido Méndez dijo que tiene la "conciencia tranquila" a nivel personal en el caso de las supuestas facturas falsas pero está dispuesto a dimitir si se convierte en una "carga" para la organización. Por su parte, el secretario general de UGT-A, Francisco Fernández Sevilla, señalaba este lunes en su última comparecencia pública, que estaba "tranquilo" con su trabajo al frente de esta organización sindical y que, por tanto, no piensa en dimitir porque considera que tanto él como su homólogo a nivel nacional, Cándido Méndez, "lo hemos hecho todo correctamente".

Asimismo, esta semana, Cándido Méndez pedía este martes a UGT Andalucía que analizara si "hay responsabilidades a depurar" ante las denuncias de supuesta corrupción, aunque ha denunciado que en las informaciones "hay una intencionalidad de intentar tapar el caso Bárcenas con un supuesto caso UGT".

Según dijo Méndez en la Cadena Ser, UGT-A debe contemplar el escenario de depurar responsabilidades" en el caso de que "se confirmen desde el punto de vista administrativo" las informaciones "de carácter periodístico".

Méndez recalcó entonces que la organización sindical "está muy descentralizada, de manera que "cada organización tiene sus presupuestos, su autonomía de gestión y tiene también acotadas sus responsabilidades tanto materiales como políticas.

Por eso, cree que "UGT-A, que tiene un Comité regional y que ha celebrado un Congreso, "debe analizar en profundidad si hay responsabilidades a depurar y de qué manera hay que depurar esas responsabilidades". Para el dirigente sindical, asumir responsabilidades no es dar "un paso atrás", sino un "paso adelante".

Además, Méndez ha pedido que se aclaren las presuntas irregularidades "hasta el final", de manera que si esa asunción de responsabilidad se traduce en "un relevo", el siguiente equipo tenga "el horizonte absolutamente claro". Eso, ha puntualizado, sería "asumir responsabilidades".