Mas dice que el Govern ya está "100% cohesionado" por el 'sí' a la independencia

Neus Munté
Neus Munté |Telemadrid

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha defendido que la reforma del Govern realizada con la toma posesión de los nuevos consellers hace que su Ejecutivo "en este momento ya está 100% cohesionado" por el 'sí' en una consulta sobre la independencia.

En su discurso tras la toma de posesión de los nuevos consellers en sustitución de los de UDC, ha dicho que el nuevo Govern ya defiende, "sin ningún complejo, lo que debe ser el 'sí-sí' del 9N" y que debe llevar a una consulta definitiva sobre la emancipación de Cataluña.

Mas ha admitido que precisamente eso ha llevado a "esta separación dolorosa, pero que ha acabado siendo inevitable", entre CDC y UDC, y por la cual renuncian los tres consellers democristianos salientes: Joana Ortega (vicepresidenta y consellera de Gobernación), Ramon Espadaler (Interior) y Josep Maria Pelegrí (Agricultura).

AGRADECIMIENTO ESPECIAL A ORTEGA

Ha agradecido a los tres su trabajo en las tareas de Gobierno y también su "leal colaboración", pero ha sido explícito agradeciendo el trabajo de Ortega especialmente --ha dicho--.

Le ha reconocido su trabajo "en los momentos más convulsos de la legislatura", en alusión a la organización de la consulta del 9N y a las consecuencias que le ha supuesto, ya que ella es uno de los tres miembros del Govern con querella por esa razón, junto a Mas y a la titular de Enseñanza.

"Cuando teníamos casi todo en contra, todas las baterías apuntando contra nosotros", el Govern en general y Ortega en particular tuvieron el coraje y la sensatez de hacer las cosas como debían hacerse, ha destacado Mas.

LOS NUEVOS CONSELLERS

Después ha dado la bienvenida a los sucesores: la vicepresidenta Neus Munté (que también será portavoz y mantiene la cartera de Bienestar Social), Meritxell Borràs (Gobernación), Jordi Jané (Interior) y Jordi Ciuraneta (Agricultura).

"Que tengamos suerte, aciertos, y que nuestros éxitos sean los del país", ha dicho, y ha insistido en que los objetivos de su Ejecutivo se marcan pensando en todos los catalanes."Si nosotros tenemos éxito, aciertos y un poco de suerte, irá a favor del conjunto del país", ha asegurado.

Mas ha destacado que el nombramiento de Neus Munté como vicepresidenta y portavoz se debe sobre todo a la cartera que ocupa y seguirá ocupando, para "situar el bienestar social y, por tanto, la justicia social en el frontispicio de la máxima relevancia".

"He querido darle un relieve especial, no sólo en este caso a una mujer --que también--, sino a su función", ha dicho, y ha subrayado también que los nuevos consellers dan al Ejecutivo más representación de todo el territorio catalán que hasta ahora.

Sin embargo, ha insistido en el rango de Neus Munté, que ha calificado de más notable que el resto de consellers por su condición de gestora de las políticas sociales: "No es un estatus personal, sino de la función que desarrolla".

En cuanto al conseller Francesc Homs --que deja de ser portavoz--, el presidente ha explicado que le ha pedido ayudarle "más directamente en todo el tema de la campaña, que no es tarea del Govern pero supone horas" hasta el 27S, fecha prevista para las elecciones catalanas.

LOS NUEVOS CONSELLERS MUNTÉ, JANÉ, BORRÀS Y CIURANETA TOMAN POSESIÓN

Los nuevos consellers Neus Munté, Meritxell Borràs, Jordi Jané y Jordi Ciuraneta han tomado posesión de su cargo ante el presidente de la Generalitat catalana, Artur Mas, en un acto solemne celebrado en el Salón Sant Jordi del Palau de la Generalitat.

Neus Munté ha asumido los cargos de vicepresidenta del Govern, portavoz y consellera de Bienestar Social, lo que la convierte de facto en el número 2 del Ejecutivo catalán, mientras que Meritxell Borràs es la nueva responsable de Gobernación y Relaciones Institucionales; Jordi Jané ocupará la consellería de Interior, y Jordi Ciuraneta el departamento de Agricultura.

El acto de toma de posesión de los nuevos consellers se ha celebrado en el Salón Sant Jordi del Palau de la Generalitat, con la asistencia, además del presidente, de la presidenta del Parlament, Núria de Gispert, la vicepresidenta primara de la Cámara, Anna Simó, y el vicepresidente segundo, Lluís M. Corominas, junto a representantes de partidos y los exconsellers salientes de UDC Joana Ortega, Ramon Espadaler y Josep María Pelegrí.

La primera en tomar posesión de su cargo ha sido Neus Munté con un "sí prometo", tras lo cual se ha entrelazado las manos con el presidente de la Generalitat y, posteriormente, lo han hecho Meritxell Borràs, Jordi Jané y Jordi Ciuraneta, también con un escueto "sí prometo".

Munté, Borrás, Jané y Ciuraneta sustituyen en el cargo a los anteriores consellers democristianos Joana Ortega, Ramon Espadaler y Josep Maria Pelegrí, después de que la ejecutiva Unió decidiese abandonar el Govern catalán tras la ruptura de la federación nacionalista.

Finalizado el acto de la toma de posesión de los nuevos consellers, la exvicepresidenta y exconsellera de Gobernación Joana Ortega hará el traspaso de poderes a las nuevas conselleras Neus Munté y Mertixell Borràs, como se prevé que hagan los dos otros exconsellers.

RAJOY ACUSA A MAS

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, ha acusado al presidente de la Generalitat, Artur Mas, de haber provocado con su "extremismo" la ruptura de CiU después de haber motivado la división de la sociedad catalana.

Rajoy se ha referido a la ruptura de CiU en la conferencia de prensa con la que se ha cerrado la cumbre hispano-portuguesa celebrada en la localidad pontevedresa de Baiona.

El jefe del Ejecutivo ha llamado la atención sobre el hecho de que 37 años después de la creación de CiU haya sido ahora cuando se ha roto esta coalición. "Realmente todas las políticas que se instalan en el extremismo, que generan división, acaban produciendo este tipo de cosas", ha añadido.

Para él, el presidente de la Generalitat ha provocado "una gran división en la sociedad catalana" que, ahora, "ha llegado, incluso, al partido que la ha promovido". Rajoy ha vuelto a negar el carácter plebiscitario de las elecciones catalanas del 27 de septiembre y ha subrayado que son unas "autonómicas" más y para elegir un Parlamento autonómico.