Los 16 detenidos no declararon al fisco 1,3 millones por asistir a presos de ETA

Los 12 abogados de ETA detenidos en el marco de la operación Mate están acusados, además de integración en la banda, de delitos de blanqueo y delitos contra la Hacienda Pública. En concreto, llegaron a ocultar al fisco unos ingresos superiores a 1.300.000 euros durante los años 2012 y 2013, procedentes de la asistencia jurídica a miembros del colectivo de presos de ETA (EPPK por sus siglas en euskera), según informa Interior.

El Departamento que dirige Jorge Fernández Díaz precisa que estos gastos fueron sufragados por Herrira. De hecho, 4 de los 16 detenidos por formar parte del denominado frente de cárceles son miembros de Herrira que ejercían labores de tesorería dentro de esta organización que tiene suspendidas sus actividades por decisión judicial.

Los detenidos como tesoreros de Herrira gestionaban los mismos recursos económicos que las ilegalizadas Gestoras Pro Amnistía y Askatasuna, además de utilizar las mismas técnicas, hasta el punto de asumir sus deudas pasadas y continuar su actividad. Entre sus funciones se encontraban la de efectuar los pagos a los letrados que formaban parte del colectivo de abogados por las actividades que realizaban.

LOS ARRESTADOS

Los arrestos han tenido lugar en diferentes localidades del País Vasco, Navarra y Madrid y se han realizado diversos registros en domicilios y locales utilizados para el desarrollo de las actividades ilícitas que realizaron entre los años 2012 y 2013. Entre los lugares registrados se encuentra la sede del sindicato abertzale LAB en Bilbao.

Esta operación, denominada Mate, se ha desarrollado en Guipúzcoa, con cinco detenidos; Vizcaya (otros 5), Navarra (3) y Madrid (3). Durante la operación, que comenzó en torno a las siete de la mañana y está aún en marcha, los agentes han registrado bufetes de abogados, herriko tabernas e, incluso, la sede del sindicato LAB de Bilbao.

Fuentes de la lucha antiterrorista han dicho que se trata de una operación contra el denominado frente de cárceles de ETA, en el que se incluyen personas del colectivo de abogados y del aparato de tesorería de Herrira, el grupo de apoyo a los presos de la banda terrorista. Además de ser detenidos por un presunto delito de pertenencia a organización terrorista, se les atribuyen otros de fraude y de blanqueo.

LOS NOMBRES

Según las mismas fuentes, en Vizcaya, y en concreto en Bilbao, han sido detenidos la abogada Ane Ituiño y Kepa Joys Mantzizidor, en tanto que en Baracaldo ha sido arrestado Javier Carballido, quien fuera tesorero de Herrira. También ha sido detenido Atxarte Salvador.

En el municipio vizcaíno de Muskiz la Guardia Civil ha detenido al abogado Alfonso Zenon, condenado el año pasado a una multa e indemnización por un delito de calumnias con publicidad cometido contra el exconsejero vasco de Interior Rodolfo Ares, a quien acusó de haber ordenado que la Ertzaintza torturara a los detenidos en una operación en Ondarroa.

Mientras, en Guipúzcoa los arrestados son Arantxa Aparicio, detenida en su domicilio de San Sebastián y una de los abogados del despacho que representó la defensa del etarra Josu Uribetxebarria Bolinaga, en libertad condicional por un cáncer terminal. En la localidad guipuzcoana de Zarautz ha sido detenida Ainhoa Baglietto, abogada de Bolinaga; en Oiartzun lo ha sido Onintza Ostolaza; en Ibarra, Jon Mintegiaga, y en Hernani, Aiert Larrarte.

Por su parte, en un hotel de la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz los agentes de la Guardia Civil han detenido a los abogados Eukane Jauregui, Haizea Ziluaga y Amaia Izko, esta última dirigente de Sortu.

La operación ha supuesto la desarticulación del entramado financiero que sustentaba económicamente al colectivo de abogados (BL) y supone también la práctica desaparición de la estructura utilizada por ETA para mantener la voluntad de los presos bajo las directrices de la banda.

La Guardia Civil considera que los abogados detenidos formaban una estructura organizada que aprovechando la cobertura que les otorga su actividad profesional, ejercían sus funciones siguiendo las directrices marcadas por la banda terrorista, anteponiendo, de esta manera, los intereses de ésta a los de sus defendidos.

BUSCABAN IMPEDIR DISIDENCIAS

En el marco de estos trabajos participaban activamente en el mantenimiento del adoctrinamiento ideológico e informaban permanentemente a la dirección de la banda de la situación personal, jurídica y del compromiso de los presos con los postulados de la banda.

Asimismo, trasladaba a los presos las directrices e instrucciones de la propia ETA. Toda una labor encaminada a prevenir posibles disidencias internas. La Operación Mate es fruto de distintas líneas de investigación. Unas derivan del análisis de la documentación intervenida en los registros efectuados en anteriores operaciones contra las diferentes estructuras del frente de cárceles y otras son consecuencia de investigaciones paralelas.

La documentación intervenida en anteriores operaciones ha permitido determinar que las actividades para mantener a los presos bajo la disciplina de ETA se combinaban con una acción en el exterior sobre sus familiares mediante un entramado de apoyo social a favor de los mismos, que se veía complementada con medidas económicas y asistenciales.

RONDAS DE CONTROL EN UN 95% DE CARCELES

Para desarrollar las funciones asignadas, el colectivo de abogados utilizaba las llamadas rondas de control a los presos de ETA, en las que los letrados visitaban a los miembros de la banda en prisión y aprovechaban estos encuentros para "alimentarlos políticamente", trasladarles instrucciones, directrices y todo tipo de información.

De esta forma, los ahora detenidos llegaron a mantener anualmente contactos con la mayoría de los miembros de ETA en prisión. Realizaron visitas a más del 95 por ciento de los centros penitenciarios en los que hay internos de la banda.

En unos casos contactaron directamente con los presos y en otros lo hicieron a través de los denominados responsables de cárceles, es decir, aquellos presos de ETA designados por la organización terrorista para ejercer el control y dirección de los reclusos en cada prisión.

En definitiva, la Guardia Civil considera que el colectivo de abogados es un elemento fundamental para la transmisión de información entre ETA y sus militantes en prisión. Por ello, constituye un baluarte para garantizar la cohesión y el mantenimiento de la disciplina interna del EPPK.

En este sentido, cabe destacar que estas funciones están exclusivamente dirigidas a los presos de ETA y a los de las organizaciones de apoyo que se mantienen bajo la disciplina de la organización terrorista y pertenecen al EPPK.

La Operación Mate complementa las realizadas por la Guardia Civil en septiembre de 2013 y enero de 2014 contra otras estructuras del Frente de Cárceles de ETA, Herrira y el KT-KoordinazioaTaldea. A esto habría que sumarle la primera gran operación de los últimos años contra los abogados desplegada en abril de 2010.

APLAZADO EL JUICIO DE CÚPULA DE BATASUNA, PCTV Y ANV POR LA DETENCIÓN DE 3 ABOGADAS

Esta operación ha traído consecuencias inmediatas. La Audiencia Nacional ha aplazado el juicio de 35 acusados de integración en banda terrorista por su relación con la cúpula de Batasuna, PCTV y ANV al haber sido detenidos en Madrid tres de sus abogadas en la operación contra el frente de cárceles de ETA.

Se trata de las letradas Eukene Jáuregui, Haizea Ziluaga y Amaya Izco, que figuran entre las dieciséis personas que han sido arrestadas en Guipúzcoa, Vizcaya, Navarra y Madrid en una operación de la Guardia Civil contra miembros del colectivo de abogados y responsables del aparato económico del denominado frente de cárceles de la banda terrorista ETA.

A la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares se han personado los imputados y los abogados defensores Íñigo Iruin y Jone Goiricelaya, que han pedido el aplazamiento de la vista a raíz de las referidas detenciones.

Los 19 acusados a los que representan las tres letradas detenidas han manifestado a la Sala que quieren que sigan siendo sus abogadas ante lo que el fiscal también ha estado de acuerdo en el aplazamiento. La Sala ha decidido esperar a que se aclare la situación procesal en la que quedan las tres abogadas arrestadas antes de señalar la nueva fecha del comienzo de la vista.

El fiscal pide en sus conclusiones provisionales diez años de cárcel y otros tantos de inhabilitación por integración en ETA para los inculpados, entre los que se encuentran históricos dirigentes de la izquierda abertzale como Pernando Barrena y Juan José Petrikorena.

EL PRESIDENTE DE SORTU DICE QUE ES EL MOMENTO DE "JAQUE MATE" A LA GUARDIA CIVIL

El presidente de Sortu, Hasier Arraiz, ha afirmado que la operación policial desarrollada por la Guardia Civil contra abogados de ETA es una "respuesta de venganza" a la manifestación de este pasado sábado en Bilbao en apoyo a los presos de la banda armada. Asimismo, ha señalado que es el momento de que el pueblo vasco le dé "jaque mate" a al instituto armado, y que se "vaya de Euskal Herria".

En una rueda de prensa celebrada en San Sebastián, Arraiz se ha referido, de esta manera, a la 'operación Mate' en la que han sido detenidas 16 personas y que se ha desarrollado un año después de la denominada 'operación Jaque' que también estuvo dirigida contra el entramado de abogados de ETA

Arraiz ha indicado que estas detenciones "no son casualidad", sino que son una "respuesta de venganza" a la manifestación de este pasado sábado en Bilbao convocada por Sare. Asimismo, ha afirmado que la operación policial es parte de la "política penitenciaria de venganza" del Gobierno central, que, a su juicio, quiere "quitar todo el apoyo al colectivo de presos".