Dos detenidos en San Sebastián por colaborar con el Daesh

Los nuevos vehículos para la Policía Nacional
Los nuevos vehículos para la Policía Nacional |Telemadrid

El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, anunció la detención de dos personas en San Sebastián por colaborar con el Estado Islámico (EI o Dáesh), en una operación dirigida por la Audiencia Nacional.

"Han sido detenidas dos personas por delitos de colaboración con organización terrorista y enaltecimiento del terrorismo" vinculados con el Dáesh, indicó el ministro en Bruselas, donde asiste a una reunión de titulares de Interior de la Unión Europea (UE). Explicó que se trata de un marroquí de 24 años y de un español de 32, que estaban cumpliendo condena en tercer grado en la cárcel de Martutene (Guipúzcoa).

Fernández Díaz detalló que ambos se dedicaban al "terrorismo informático", es decir, a la difusión masiva de actos violentos a través de internet y estaban liderados por el de nacionalidad marroquí.

La investigación sobre estas personas estaba en marcha desde hace tiempo, pero lo que precipitó las detenciones fue un vídeo publicado en internet en el que uno de ellos quemaba su pasaporte, explicó. "Es un ritual que demuestra lealtad al grupo y una renuncia a su identidad o nacionalidad", precisó.

El ministro dijo que la investigación sigue abierta y sigue bajo secreto de sumario, con vistas a poder identificar a otros posibles miembros de este grupo.

STOP RADICALISMOS

Una página web, un teléfono 900 gratuito, un nuevo botón en la aplicación Alertcops para teléfonos móviles y la difusión on line de mensajes que contrarresten la narrativa del Dáesh son las primeras medidas que el Ministerio del Interior ha puesto en marcha dentro de su proyecto "Stop radicalismos".

Se trata de un proyecto de contranarrativa enmarcado en el plan estratégico nacional de lucha contra la radicalización que el Consejo de Ministros aprobó el pasado mes de enero y que cuenta con tres ámbitos de actuación: el interno, el internacional y el ciberespacio.

Tras meses de trabajo coordinado por el Ministerio del Interior, a través del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), un grupo integrado por doce ministerios, CNI, la FEMP, la Fundación Pluralismo y Convivencia y otras entidades sociales y de apoyo a víctimas ha diseñado las primeras medidas de ese plan.

Son las primeras herramientas para detectar la radicalización en la calle, en el día a día, como han subrayado fuentes del Ministerio del Interior.

Lo más inmediato, han señalado las fuentes, es la puesta en marcha de la página web www.stop-radicalismos.es, donde cualquier ciudadano podrá de forma anónima -aunque si quiere puede dar su datos- comunicar posibles situaciones de personas o grupos que pueden estar radicalizados o informar de la existencia de individuos que hayan desaparecido hacia zonas de conflicto.

Y quien desee informar de ello, podrá hacerlo en español o en árabe y cumplimentando un formulario que se enviará automáticamente al CITCO.

Otra de las herramientas que empieza ya a funcionar es el nuevo botón de aviso que, bajo el nombre de "stop radicalismos", se incorpora en la plataforma Alertcops, una aplicación para teléfonos móviles que ya tiene más de 212.000 usuarios.

Este botón se añade a los ocho ya existentes de robo o atraco, vandalismo, agresión, agresión sexual, violencia de género, pelea entre grupos, perdido o desaparecido y acoso escolar. Un sistema que permite la comunicación oral con un operador o hacerlo a través de un chat, según la opción que el comunicante elija.

Interior pone también a disposición de los ciudadanos un teléfono gratuito, el 900 822 066, al que de forma también anónima se podrá comunicar posibles situaciones de personas o grupos que se sospeche puedan estar radicalizados o de aquellos que se crea hayan viajado a Siria, Irak u otras zonas de conflicto.

La llamada, que podrá desarrollarse en árabe o en español, será recibida en el Centro de Coordinación de Información sobre Radicalización del CITCO, según han señalado las fuentes, que han indicado que la idea es que en breve pueda transformarse en un número de tres cifras, más fácil de memorizar y que no deja rastro en la factura telefónica.

Toda la información se recibe en esa sala del CITCO, que elaborará la estrategia correspondiente. Aunque no está pensado para denuncias, sino para informar sobre posibles casos de radicalización, cabe la posibilidad de que se realicen, por lo que en ese caso se trasladarían todos los datos a las fuerzas de seguridad.

La página web del Ministerio del Interior contará también con una pestaña dentro de "Servicios al ciudadano" que se llamará "Plan estratégico nacional de lucha contra la radicalización violenta", que incluirá toda la información del proyecto y links a otras páginas de interés.

De momento, y a través de las redes sociales de Interior y de Policía y Guardia Civil, se trasmitirán también contenidos de contranarrativa ya existentes en otros países, como viñetas, vídeos con declaraciones de familiares de combatientes, etc..

En una segunda fase, y depsués de comprobar el impacto de la fase anterior, se elaborarán mensajes propios, más adaptados a España de una contranarrativa "seductora y eficaz" que de ningún modo supondrá una batalla de márketing con el Dáesh.

La semana que viene todas estas medidas estarán "a pleno rendimiento", han indicado las fuentes, que han señalado que en todo este diseño de la estrategia contra la radicalización participará en breve la Comunidad Islámica. Además de estas medidas, se está diseñando una instrucción para la constitución de grupos locales contra la radicalización. De momento, hay proyectos piloto en ciudades como Madrid y Málaga.