Cinco detenidos en Barcelona en una operación contra el terrorismo islamista

La Policía Nacional ha detenido esta madrugada en Barcelona a cinco personas de origen tunecino a las que acusa de dedicarse a difundir propaganda yihadista, después de que agentes antiterroristas hubieran apreciado que este grupo había radicalizado su ideología islamista.

Según el Ministerio del Interior, los cinco detenidos, que han sido trasladados esta tarde a la Audiencia Nacional, constituían un grupo que se dedicaba a difundir material multimedia de contenido yihadista, como discursos de Bin Laden o Al-Zarqawi, vídeos de atentados o instrucciones para hacer explosivos.

Las detenciones se han efectuado en los barrios barceloneses de El Raval, Encants y La Mina, donde la policía ha registrado tres domicilios y una barraca en la que vivía uno de los arrestados.

Los agentes se han incautado de material que demostraría que los arrestados habían difundido más de 400 archivos con fotografías, vídeos y textos con imágenes de atentados, discursos de líderes terroristas, instrucciones para hacer explosivos, entrenamiento de muyahidines y fusilamientos.

Todo este material iba acompañado de comentarios en los que se enaltecía el terrorismo y a sus autores, según la policía, que durante la investigación ha podido constatar "un fuerte proceso de autorradicalización" en los miembros del grupo, sobre todo después de un viaje reciente de uno de ellos a Túnez.

NEUTRALIZAR A LOS LOBOS SOLITARIOS

Según la policía, la Operación Kartago, como la han denominado las fuerzas de seguridad, sigue abierta y la llevan a cabo la Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía en colaboración con la Brigada Provincial de Información de Barcelona, bajo la dirección del juzgado número 6 de la Audiencia Nacional.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha explicado que la operación de hoy en Barcelona trata de "neutralizar" la amenaza integrista y la actuación de los llamados "lobos solitarios" y de los "retornados", terroristas con experiencia de combate en países en conflicto.

Fernández Díaz ha informado de que a los detenidos se les imputa, en principio, un delito de enaltecimiento del terrorismo, que podrá ampliarse cuando se les ponga a disposición judicial en función de sus declaraciones policiales.

"Se trata de una actuación para neutralizar la amenaza que significa con carácter general el terrorismo yihadista, la actuación de los llamados 'lobos solitarios' y de los retornados, personas que han ido a combatir a Siria, el Sahel, Somalia o Yemen y que suponen una potencial amenaza terrorista", ha subrayado.

Fuentes del Ministerio del Interior han señalado a Efe que en esta legislatura ya han sido detenidos en España quince presuntos terroristas islamistas, nueve de ellos en lo que va de año.

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha manifestado que las fuerzas de seguridad siguen trabajando para luchar contra la amenaza del terrorismo yihadista, que "preocupa" en España, Europa y todo el mundo.

Por su parte, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Miguel Ángel Gimeno, ha asegurado hoy que "Cataluña no está amenazada por islamistas", tras comentar que la detención hoy en Barcelona de los cinco presuntos terroristas ha sido una operación ordenada por la Audiencia Nacional.