Mas defiende que su plan es "para todos" y acusa a Rajoy de "hundirlo todo"

El presidente de la Generalitat de Ctaluña, Artur Mas
El presidente de la Generalitat de Ctaluña, Artur Mas |Telemadrid

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha defendido que su hoja de ruta está pensada "para todos" los catalanes, porque pasa por las urnas, y ha acusado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de querer "hundirlo todo" y generar "mal ambiente" en la "relación institucional".

"La respuesta a la carta son cuatro delitos en una querella", ha lamentado Mas en la sesión de control del Parlament en alusión al presidente del Gobierno, al que ha preguntado por qué ha habido una actuación de la Fiscalía si ahora Rajoy dice que lo del 9N no fue un referendo.

Mas ha defendido que el plan que trazó ayer es su aportación y la que cree que es la mejor para seguir en el proceso soberanista, aunque ha remarcado que no es la única posibilidad. El presidente catalán ha subrayado que siempre ha abogado por poner las urnas antes de tomar decisiones y ha afirmado que el "80% de los catalanes quieren ejercer el derecho a decidir".

LA VISITA DE RAJOY

Sobre la visita de Mariano Rajoy a Cataluña el próximo sábado día 29, Mas ha dicho que como "representante ordinario del Estado en Cataluña" no dispone de ninguna comunicación formal y que toda la información la ha recibido a través de los medios de comunicación.

En todo caso, el presidente ha dicho que "alguien" le tendrá que explicar por qué actuó la Fiscalía por el 9N si el Gobierno considera que en esa fecha no se produjo un referendo. El presidente catalán ha defendido que su plan es "para todos" los catalanes, porque está "basado en las urnas", mientras que ha afirmado, en alusión al PP: "Me da la sensación de que cuando se trabaja para impedir que las urnas se pongan, no se trabaja para todos".

Asimismo, Mas ha lamentado que desde el Gobierno haya "silencio" respecto a las demandas de Cataluña -incluidos los 23 puntos que trasladó a Rajoy- y ha acusado al ejecutivo central de querer "hundirlo todo".

El presidente catalán ha pedido a la líder del PPC, Alícia Sánchez-Camacho, que no haga de portavoz de los que no votaron el 9N y ha propuesto que se dé la oportunidad a los catalanes para que se expresen en una votación con el fin de comprobar si hay una mayoría independentista.

Mas ha dicho al PPC que en unas eventuales elecciones plebiscitarias esta formación se podría presentar con su programa electoral, como si fueran unos comicios normales.

MAS Y JUNQUERAS SE EMPLAZAN A DIALOGAR

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, y el líder de ERC, Oriol Junqueras, han exhibido sintonía y se han emplazado a dialogar para hallar la fórmula para "sumar más" en pro de la independencia, mientras que CUP e ICV-EUiA se han distanciado del plan de lista unitaria del presidente.

La sesión de control del Parlament ha servido de termómetro para determinar el grado de aceptación de la propuesta que lanzó ayer Artur Mas en la línea de confeccionar una lista unitaria, con personas de dentro y fuera de los partidos soberanistas, para presentarse en unas elecciones de tipo plebiscitario con el objetivo de empezar a crear un Estado catalán.

De este proyecto se ha desmarcado el líder de Ciutadans, Albert Rivera, y la presidenta del PPC, Alícia Sánchez-Camacho, quien ha acusado a Mas de hacer un "ejercicio de suspensión de la democracia" con las plebiscitarias, mientras que el líder del PSC, Miquel Iceta, ha considerado que Cataluña está abocada a unas elecciones aunque no comparte la fórmula del president para ir a las urnas.