El juez cita a declarar este jueves a Bolinaga por el asesinato de un guardia civil

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha citado este jueves a declarar el etarra excarcelado Iosu Uribetxeberria Bolinaga por el asesinato del guardia civil Antonio Ramos, ocurrido hace 28 años en la localidad guizpuzcoana de Mondragón, han informado a Efe fuentes de la investigación.

Las mismas fuentes han indicado que el etarra tendrá que presentarse en un juzgado de Vergara (Guipúzcoa) para la declaración que se realizará por videoconferencia. Bolinaga se encuentra en libertad condicional desde el 30 de agosto de 2012 después de el juez central de vigilancia penitenciaria, José Luis Castro, atendiera a los informes médicos que le daban para entonces un máximo de 9 meses de vida por un cáncer terminal.

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) ha presentado precisamente hoy una querella contra Bolinaga por el asesinato de Ramos, en la que sostiene que el etarra formaba parte del comando Bellotxa de ETA que, siguiendo órdenes de la banda terrorista, asesinó al cabo de la Guardia Civil en un atentado cometido el 8 de junio de 1986.

Esta citación se produce después de que la Fiscalía de la Audiencia Nacional haya pedido al juez Moreno reabrir el sumario sobre el asesinato del guardia civil para investigar la posible implicación en este atentado del etarra Bolinaga.

La Fiscalía ha hecho esta petición al juez basándose en un informe de instituto armado en el que se aportan indicios de la supuesta participación en estos hechos del etarra. Poco antes de que se cumpliera un año de su excarcelación, la Fiscalía pidió nuevos informes médicos al observar que "ningún informe clínico aportado" señalaba "que el liberado se encuentre en situación de peligro para su vida".

En el último informe elaborado por forenses adscritos a la Audiencia Nacional, se sostenía que Bolinaga había sufrido un empeoramiento, por lo que se mantenía "la situación de enfermedad grave e incurable", no siendo "previsible el óbito" en los próximos tres o cuatro meses "salvo complicaciones".

AVT Y DIGNIDAD Y JUSTICIA CONTRA BOLINAGA

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) ha presentado este miércoles una querella en la Audiencia Nacional contra el etarra Josu Uribetxeberria Bolinaga por participar presuntamente en el asesinato del cabo de la Guardia Civil Antonio Ramos Martínez, que se produjo el 8 de junio de 1986 en Mondragón (Guipúzcoa).

No será la única. La asociación de víctimas Dignidad y Justicia (DyJ) aseguró este miércoles que se personará en el proceso contra el etarra Josu Uribetxeberría Bolinaga si la Audiencia Nacional decide abrir causa.

En un escrito dirigido al titular del Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno, la Asociación de Víctimas del Terrorismo pide ejercer la acción popular en la causa que la Fiscalía ha pedido reabrir después de recibir un informe de la Guardia Civil que relacionaba al terrorista, condenado por el secuestro de José Antonio Ortega Lara, con este asesinato.

En la querella se recuerda que en el año 1986 Bolinaga, que está en libertad condicional desde agosto de 2012 para ser tratado del cáncer que sufre, formaba parte del 'comando Bellotxa' de ETA y que, siguiendo órdenes de la banda terrorista, participó en estos hechos.

"Desde la AVT aprovechamos estas líneas para recordar que desde el primer momento tras la infame liberación de Bolinaga hemos denunciado todos los agravios sufridos por las víctimas en este asunto", señala la asociación en un comunicado en el que califica la excarcelación de "injusta".

A este respecto, el presidente de Dignidad y Justicia , Daniel Portero aseguró que "nos vamos a personar en este caso porque hay que hacer justicia". "Este individuo tiene muchos atentados sin resolver y debe cumplir su condena", añadió.

En diciembre la asociación presentó ante el Colegio de Médicos de Madrid una denuncia contra dos médicos forenses de la Audiencia Nacional que emitieron un informe médico sobre Bolinaga "sin practicar exploración alguna al asesino" en el Hospital Donostia de San Sebastián, en el que estaba ingresado.

El informe del instituto armado tiene en cuenta las declaraciones incriminatorias de sus compañeros del 'comando Bellotxa', Miguel Gaztelu Otxoandorena, José Luis Erostegui y Sabino Usandizaga, así como las periciales sobre las pistolas que fueron localizadas en su poder.