Una crisis en la mochila

José María Fernández es un empresario zaragozano al que le cuesta acceder a la financiación. Ha recorrido los 325 kilómetros que separan Zaragoza de Madrid para exigirle al Gobierno las ayudas que prometieron . Está harto, dice, de ver los anuncios del Instituto de Crédito Oficial (ICO) prometiendo ayudas. Por más que ha acudido a los bancos a solicitar esas ayudas, no ha visto ni un sólo euro. Es lo que le ha llevado a venir hasta el Congreso de los Diputados andando desde Zaragoza. 12 Días, 325 kilómetros andando bajo la lluvia para entregar un escrito en el Congreso.

Ahí expone su situación y la de miles de autónomos de este país. Asegura que si en tiempos de crisis ya es difícil emprender, sin ayudas lo es todavía más. A las puertas del Congreso le esperaban representantes del Partido Popular, de la Asociación de Autónomos (ATA) y otros empresarios que cómo él se han visto obligados a llamar la atención para denunciar la situación de los autónomos. Como Miguel Ángel Navarro, más conocido como "el camionero sin camión", ha acudido al Congreso a apoyar a José María porque piensa que la ley no protege al empresario, se ven indefensos a la hora de cobrar. Falta de financiación, impagos, toda una serie de trabas que de una forma o de otra hacen que cada día 500 autónomos tengan que echar el cierre.