Los controladores temen declarar ante los medios por las represalias

César Cabo, portavoz de los controladores ha asegurado "a título personal y no como representante de ningún colectivo, ha declarado que "están en un status legal que no conocen". Por eso aseguró que al estar "bajo un régimen militar" han tomado prudencia y "no vamos a hacer más declaraciones hasta aclarar la situación.

Por ese motivo, piden al ministerio de Defensa que les informe de este nuevo status porque "tienen que en entender que un estado de alarma, que nunca antes se ha producido en España, deja a las personas que lo padecen en una situación muy difícil", añadió Cabo.

También hizo hincapié en que los aeropuertos han funcionado con "normalidad otra vez". Pero recordó que todavía hay "mucha tensión" porque los últimos días han sido "muy difíciles. "El caos de este fin de semana es una situación que no se puede volver a repetir", aseveró César Cabo y reconoció que ha sido una reacción "muy fuerte por parte del colectivo al que pertenece "provocada" por una acción de AENA. Una acción, aseguró "que se podía haber evitado con mínima voluntad de solucionar un problema que radica en el límite de horas que ese decreto ley planteaba". Sin embargo, según César Cabo, "se ha preferido provocar y llevar al abismo a un colectivo".

Por último, Cabo prefirió no hablar más sobre este conflicto en los medios de comunicación y recordó que lo hace siempre "título particular", no perteneciendo a ningún colectivo". Por ello, emplazó a los medios a hablar en cuanto aclaren su nueva situación. También informó que este mismo lunes se suprimió la actividad sindical de los controladores, debido a que están bajo disposición militar.