La contaminación de Palomares a examen

Una comisión hispano-estadounidense, formada por 12 expertos, estudiará sobre el terreno el grado de contaminación que todavía existe en el litoral almeriense, en Palomares. Miembros del centro de investigaciones energéticas forman parte de esta comisión que trata de establecer los trabajos y el dinero que costaría limpiar la zona definitivamente.

Los informes señalan que quedan al menos 6.000 metros cúbicos de arena contaminada, lo que supondría dos años de trabajo para limpiarla, encontrar un lugar donde poder enterrarla, y un coste de 25 a 30 millones de euros.

Un modo de trabajo y un dinero, que están en el centro de las tareas que están realizando los expertos de la comisión. Unos trabajos que han sido avalados durante los últimos encuentros de ambas administraciones.

Como recordaran hace 45 años, el 17 de enero de 1966, dos aviones norteamericanos chocaron en pleno vuelo sobre el litoral almeriense. Un bombardero y un avión cisterna colisionaron y cayeron cuatro bombas al mar. Parte del plutonio que contenían contaminó Palomares. Desde entonces los norteamericanos han ayudado para intentar restablecer la salud medioambiental de la zona, pero en los últimos años el interes por descontaminar definitivamente la zona ha ido en aumento.

De la época del accidente quedan imágenes como la del baño del entonces ministro de Turismo, Manuel Fraga junto al embajador de Estados Unidos en España, para intentar demostrar la salubridad de las aguas de Palomares, Almería.