El consejero de Cultura de Murcia recibe el alta hospitalaria

El consejero de Cultura y Turismo de Murcia, Pedro Alberto Cruz, agredido el pasado sábado en la puerta de su casa, ha recibido el alta hospitalaria y ha anunciado que reaparecerá públicamente en el partido que jugará el próximo domingo el Real Murcia contra el Cádiz en el Estadio Nueva Condomina.

El consejero fue intervenido en el hospital Reina Sofía de Murcia la misma noche de su agresión por las heridas recibidas en el hueso malar y en el suelo orbitario izquierdo, y aunque, hoy ha recibido el alta y se ha marchado a su casa, deberá someterse a controles ambulatorios.

"Quiere animar a su equipo", ha explicado el director general de Promoción de la Cultura y el Libro, Francisco Giménez Gracia, a los periodistas, a las puertas del hospital Reina Sofía, tras lo que ha comentado que en la Consejería "no ven la manera de poder sujetarlo" para que no acuda el estadio dado el estado en que se encuentra, y donde Cruz tiene previsto ofrecer una rueda de prensa.

Mientras tanto el joven detenido por su presunta implicación en la agresión, J D.B.L., de unos 25 años, continúa en dependencias policiales a la espera de ser puesto a disposición del Juzgado de Instrucción Número Dos de Murcia, lo que previsiblemente se hará mañana.

Durante este martes el joven arrestado fue trasladado desde la Comisaría de Policía a las dependencias judiciales requerido por el juez de guardia para practicar una diligencia relacionada con el material que la Policía ha intervenido en los dos registros realizados en su domicilio, ubicado en la pedanía murciana de Baños y Mendigo.

Tras tres horas en el Palacio de Justicia, el detenido ha sido nuevamente conducido a la Comisaría de Murcia, donde permanece.

Fuentes cercanas a la investigación han señalado a Efe que la Policía ha obtenido indicios suficientes para relacionar con los hechos a este joven, una persona "conocida" por los agentes por sus "antecedentes violentos" y su "significada" ideología, de extrema izquierda.

No obstante, el rastreo del teléfono móvil del detenido ayer por su presunta implicación en la agresión sufrida el pasado sábado por el consejero de Cultura de Murcia, Pedro Alberto Cruz, le sitúa lejos del lugar de los hechos, han indicado a EFE fuentes de la investigación.

La Policía Nacional ha analizado una por una las llamadas y los mensajes enviados y recibidos en el móvil del arrestado y ha descubierto que a la misma hora de la agresión, se realizó una llamada desde un punto situado a kilómetros del domicilio de Cruz.

A pesar de ello, estas mismas fuentes han alertado de que siempre es posible que el teléfono no estuviera en poder del detenido, y que la llamada hubiera sido realizada por otra persona. La Policía está investigando si fueron dos o tres las personas que participaron en la agresión, ya que hay varias versiones sobre las personas que pudieron participar en la misma, entre ellas la del consejero, que ha declarado que creía que habían sido dos, y la de un testigo de los hechos que creyó ver a tres.

Desde que fuera detenido la noche del pasado domingo, la Policía ha estado cotejando las diferentes coartadas ofrecidas por el joven, a quien fuentes de la investigación sitúan en grupos violentos de extrema izquierda.

En rueda de prensa, el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado hoy que el arresto fue posible gracias a un reconocimiento del consejero, que vio una serie de fotos y pudo identificar a quien, según dijo, era uno de sus agresores. Rubalcaba aseguró que según los informes remitidos por la Policía fueron dos y no tres los agresores.

"No tengo más datos, hubo una detención que se produjo el domingo por la noche y se produce por un reconocimiento del consejero agredido. Es el consejero el que ve una serie de fotos y reconoce al que dice que fue su agresor y por eso se le he detenido y por eso la policía está comprobando las coartadas que el presunto agresor está esgrimiendo y en las próximas horas la Policía le pondrá a disposición judicial", ha explicado Rubalcaba en una rueda de prensa en el Ministerio sobre datos de inmigración.

"No quiero dar datos de los que no esté del todo seguro, creo que he leído en los informes que me han pasado que son dos", ha dicho Rubalcaba, quien no ha querido responder a las preguntas sobre las demandas del PP para que dimita el Delegado del Gobierno en Murcia. Tampoco quiso entrar a valorar la presunta vinculación del detenido con grupos de extrema izquierda.

El titular de Interior ha aprovechado la rueda de prensa para manifestar su alegría porque el consejero haya recibido el alta médica, al tiempo que ha condenado tajantemente la agresión. "Hoy hemos tenido una buena noticia, le han dado el alta al consejero y es algo de lo que me alegro tanto como para condenar la agresión, cosa que ya he hecho con mis compañeros de gabinete pero como es la primera vez que hablo de ello la quiero condenar tajantemente y alegrarme del alta, aunque el consejero tenga que volver al hospital", ha concluido.

EL PP PRESENTA UNA DENUNCIA POR AMENAZAS A FAMILIARES Y CARGOS

Mientras tantos, el Partido Popular de la Región de Murcia ha presentado una denuncia ante el Juzgado de Instrucción número 2 por amenazas e insultos a consejeros autonómicos, cargos populares y familiares de éstos como la hija del presidente, Ramón Luis Valcárcel.

Según un comunicado difundido hoy, la denuncia se refiere a los comentarios vertidos en foros de Internet en los que, "aprovechando el anonimato", se ha amenazado e insultado.

Con esta denuncia, el PP solicita a la Justicia que identifique a los autores de estos mensajes, "así como acabar con las calumnias y difamaciones".

"El PP confía en una rápida resolución de la Justicia y que no quede impune quien amenace o anuncie agresiones, vulnerando las reglas más básicas de convivencia democrática", concluye el comunicado.

Entre los mensajes aludidos por el PP figuran llamamientos a la "revolución" y comentarios sobre la hija del presidente, que "sería otro buen cebo", además de consignas del tipo: "con la agresión al Sr. consejero de Cultura se ha abierto la veda de caza de Consejeros de Murcia. Si yo fuera Consejero de Sanidad o Educación, esta noche empezaría a tener pesadillas".

RAJOY DICE QUEDARSE CON LO PSOITIVO DE LA CONDENA DE TODOS

Por su parte, el presidente del PP, Mariano Rajoy, no ha querido este lunes ahondar en la polémica que se abierto a raíz de la agresión al consejero de Cultura de Murcia, Pedro Alberto Cruz, y ha afirmado que se quería quedar "con lo positivo" de este suceso, como las condenas "por parte de todo el mundo", la "entereza" del consejero, el "coraje" de los militantes del PP y el plan de seguridad para el gobierno Murciano, aunque se haya puesto en práctica "con retraso".

En declaraciones en el Senado, antes de presidir la reunión del Grupo Popular en el Senado, Rajoy ha recordado que el pasado 30 de diciembre ya advirtió en rueda de prensa que "la situación en Murcia se estaba complicando" pese a que, según ha dicho, "lo único" que hizo el presidente murciano, Ramón Luis Valcárcel, fue "tomar decisiones para reducir el déficit público, como había planteado el Gobierno de España".

Según ha añadido, el pasado sábado llamó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para manifestarle su "indignación" por la agresión al consejero de Cultura, así como su "preocupación" por lo que estaba ocurriendo en esta comunidad. Tras esa conversación, ha proseguido, el ministro Alfredo Pérez Rubalcaba, le anunció que pondría en marcha un plan de seguridad para los miembros del gobierno murciano.

"Me voy a quedar con lo positivo. Me quedo con la entereza, con la categoría y con la entidad de esta persona. Me quedo con el hecho de que haya habido una condena por parte de todo el mundo. Me quedo con el coraje que han tenido los militantes del PP en Murcia y me quedo con la inmensa mayoría de los murcianos que deploran estas formas de comportamiento", ha resaltado.

EL DELEGADO "NO HA ESTADO A LA ALTURA"

Es más, el líder de la oposición ha dicho que, "aún con retraso", se quedaba con lo positivo del plan de seguridad para el Gobierno murciano porque "ésa es la obligación básica del Estado: garantizar los derechos y libertades de los ciudadanos".

Rajoy ha insistido en que el delegado del Gobierno de Murcia, Rafael González Tovar, no ha estado "a la altura de las circunstancias" --tanto el PP nacional y el PP murciano han solicitado su dimisión--. "Sobre este asunto no tengo nada más que decir", ha apostillado.

RUBALCABA ACUSA AL PP DE INTENTAR PESCAR EN RIO REVUELTO

Por su parte, Rubalcaba ha acusado al PP de "entrar en una agitación" tras la agresión al consejero murciano Pedro Alberto Cruz con el único objetivo de "pescar en río revuelto".

"Y créanme, en este río no pesca ningún partido democrático, no van bien", ha advertido el vicepresidente en el Pleno del Senado en respuesta a una pregunta del senador del PP José Joaquín Peñarrubia, que ha insistido en pedir la dimisión del delegado del Gobierno en Murcia, Rafael González "por pasividad, manifiesta incompetencia y no haber previsto y evitado los lamentables incidentes".

Rubalcaba ha calificado de "intolerable" la agresión al consejero y cualquier tipo de violencia, pero ha pedido a los 'populares' que no pretendan hacer creen que la culpa es de los socialistas. "Si pretenden hacer creen que la culpa de que alguien desalmado pegue al consejero la tienen los socialistas están tomando a los españoles por tontos", ha avisado el vicepresidente. (Habrá ampliación)