La consejera andaluza de Vivienda pide una quita para familias con hipoteca

La consejera andaluza de Vivienda, Elena Cortés, ha propuesto una "quita a todas las familias que, porque no han perdido su empleo o porque tienen privaciones en su vida cotidiana, pueden seguir haciendo frente al pago de su deuda hipotecaria, pero que han sido víctimas de una estafa hipotecaria".

Elena Cortés (IU), que es la promotora del decreto antidesahucios aprobado por la Junta de Andalucía, ha defendido esta idea en una comparecencia ante los medios en los pasillos del grupo de la Izquierda Plural en el Congreso, ya que la Cámara no le ha permitido utilizar ninguna sala.

La consejera ha sostenido que en España ha habido una "estafa hipotecaria", con un aumento del 210% en el precio de la vivienda durante los últimos diez años e hipotecas con cláusulas abusivas, y que la "manera de corregir esa estafa inmobiliaria es una quita". A su juicio, la ILP antidesahucios es una "propuesta de mínimos" con la que el Congreso tiene una "oportunidad de oro que le ha puesto en bandeja la sociedad civil organizada".

Elena Cortés ha acudido a la Cámara Baja a explicar su decreto a los diputados de la Izquierda Plural (IU, ICV-EUiA, CHA). Allí ha aprovechado para tachar de "demagógicos" los argumentos del ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, sobre que la Junta "lo único que va a conseguir es que no haya crédito hipotecario en Andalucía, que se afecte a la juventud andaluza y que el sector de la construcción cada vez vaya peor allí".

Cortés ha replicado a De Guindos que, después de la reestructuración bancaria y de los casi 185.000 millones de euros que se le ha dado a la banca, el crédito no fluye ni para las pymes ni para las familias. Respecto a los jóvenes, ha apuntado que "está demostrado que construir millones de viviendas durante diez años no nos ha traído ni el derecho a la vivienda, ni ha impedido el desahucio".

DE GUINDOS CREE QUE CON EL DECRETO ANDALUZ DE VIVIENDA NO SE CONCEDAN MÁS HIPOTESCAS

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha mantenido este miércoles que "lo único que va a conseguir" el decreto ley de la Función Social de la Vivienda, aprobado por la Junta de Andalucía y que permite la expropiación de viviendas a la banca en determinados casos de desahucio, es que "no haya crédito hipotecario en la región" y con ello, se perjudique a los jóvenes, que tendrán más dificultades para acceder a la vivienda, y un empeoramiento de la situación del sector de la construcción.

"Me preocupa que en Andalucía no se concedan más hipotecas, lo que puede tener dos consecuencias muy perjudiciales, los jóvenes tendrán muy complicado acceder a una vivienda en propiedad en Andalucía y, en segundo lugar, afectará al sector de la construcción en una comunidad que tiene tasa de paro 10 puntos por encima de la nacional y que sufre una fuerte caída en el sector", ha dicho De Guindos durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso a la que ha asistido la consejera andaluza de Vivienda, Elena Cortés, impulsora del decreto.

En respuesta a sendas preguntas del coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara, y del coordinador de la Interparlamentaria del PSOE-A, Miguel Angel Heredia, el ministro ha indicado que ante los desahucios "no se trata de crear problemas sino generar soluciones" y, en ese sentido, ha expuesto las medidas adoptadas por el Gobierno central, entre ellas, el establecimiento de límites a los intereses de demora, la paralización de los desahucios por dos años para los más desfavorecidos o la creación del Fondo Social de Vivienda para el alquiler.

Al respecto de este último, ha indicado que en sus primeros quince días de funcionamiento ha permitido que cerca de 50 familias disfruten ya del alquiler social y que otras 168 estén a punto de firmar contrato.

"En definitiva, hemos reforzado la protección a los deudores y hemos hecho un sistema hipotecario más eficaz y justo", ha defendido el responsable de Economía, que ha seguido loando que el Código de Buenas Prácticas que se presentará en los próximos días pondrá de manifiesto cómo las medidas estatales han permitido a muchas familias estructurar su deuda incluso la dación en pago.

LA CE ANALIZA EL IMPACTO DEL DECRETO ANDALUZ DE EXPROPIACIONES

Mientras, la Comisión Europea (CE) analiza el impacto del decreto-ley aprobado en Andalucía que prevé la expropiación temporal del uso de viviendas en procesos de ejecución hipotecaria, dijeron a Efe fuentes comunitarias.

"La CE está actualmente analizando el impacto de este decreto", señalaron las fuentes del Ejecutivo comunitario al ser preguntadas si el Ejecutivo comunitario evalúa la medida al igual que hizo con el real decreto-ley con medidas urgentes sobre los desahucios que aprobó el Gobierno español el año pasado.

La Comisión suele estudiar la adopción de políticas relacionadas con el sector financiero que no están incluidas en el Memorando de Entendimiento -que establece las condiciones del rescate a la banca- pero que pueden tener un impacto material en la consecución de los objetivos del programa.