Unos 60.000 conductores volverán este año a la autoescuela por la pérdida de puntos en su carnet

Hombre de hasta 40 años, soltero y con buen nivel de estudios: así es el perfil del conductor que realiza un curso para recuperar puntos. Cerca de 60.000 conductores, muchos obligados por sentencia judicial, han pasado ya por esta experiencia. Cuesta entre 180 y 350 euros pero, curiosamente, la gran mayoría asegura estar contento de haberlo hecho.

Alrededor de 60.000 conductores acudirán este año a una autoescuela para recuperar parcial o totalmente los puntos o para realizar un curso por haber cometido una infracción penal. Así lo aseguró este jueves el presidente de la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), José Miguel Báez, en la presentación de un estudio sobre el sistema formativo del permiso por puntos, celebrada en Madrid.

Báez señaló que estos 60.000 conductores corresponden a todas las comunidades autónomas españolas, salvo Cataluña, que tiene delegadas las competencias en materia de tráfico y su sistema formativo de recuperación de puntos está al margen de la CNAE.

El presidente de la patronal de autoescuelas recalcó que existe "poca información" al respecto, ya que "hay muchísima gente que está perdiendo su permiso de conducir porque agota su saldo de puntos y no se entera, y tiene que venir a la recuperación total de puntos y se le encarece el curso".

Por su parte, Luis Montoro, catedrático de Seguridad Vial de la Univeridad de Valencia, complementó este dato al subrayar que, a fecha del pasado 22 de septiembre, casi 98.000 conductores se habían quedado sin carné, unos 560.000 habían agotado al menos la mitad de su saldo y unos 49.000 habían sido condenados. Montoro se encargó de descifrar los principales datos del estudio "El permiso por puntos: Opinión de los conductores españoles sobre el sistema de recuperación de puntos", realizado por el Instituto Universitario de Tráfico y Seguridad Vial (Intras) y la CNAE.

PERFIL DEL INFRACTOR

Según esta investigación, el perfil del conductor que acude a una autoescuela por haber perdido puntos es el de un hombre (93,5%), de entre 26 y 40 años (45%), con estudios secundarios (35%), soltero o sin pareja (56%) y conductor no profesional (87%).

La infracción más cometida es la de superar los límites de velocidad (46%), seguida de usar el teléfono móvil (30,7%), rebasar las tasas permitidas de alcohol (27,4%) y no utilizar el cinturón de seguridad (24%).

Los conductores con niveles de estudios más altos pierden más puntos por el uso del teléfono móvil y por el exceso de velocidad, al igual que los casados, mientras que los solteros cometen más infracciones por superar los límites de alcohol permitidos.

Por otro lado, los alumnos que acuden a la autoescuela para recibir un curso de recuperación de puntos o por sentencia judicial concluyen con un alto nivel de satisfacción general (8,2 sobre 10), el 92,9% afirma estar más concienciado sobre la importancia de la seguridad vial, el 93,% considera que adoptará conductas más seguras en la conducción y el 94,6% señala que el resto de la población debería conocer los temas tratados en el curso.