Mas pide comprensión por las cargas policiales contra los que han "traspasado las líneas rojas"

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha pedido hoy "comprensión" al pueblo catalán por las cargas policiales que se puedan producir contra los "violentos" que han "traspasado las líneas rojas" y han actuado con "indignidad" en su cerco al Parlament.

El presidente catalán ha comparecido en rueda de prensa, después de que la presidenta del Parlamento catalán, Núria de Gispert, haya leído en el hemiciclo una declaración institucional de rechazo a los ataques de los 'indignados' a los diputados.

"Puede que nuestro sistema democrático tenga imperfecciones, pero yo prefiero una democracia, aunque sea imperfecta, antes que el caos violento que nos hemos encontrado hoy", ha proclamado Mas, que ha denunciado que entre los alborotadores había "profesionales de la violencia y de la coacción".

El presidente catalán ha señalado que "cualquier discrepancia es esencia de la propia democracia", pero "nunca debe expresarse con violencia y coacciones".

"Hoy se han traspasado las líneas rojas. Hoy no hay simplemente una expresión de una discrepancia, sino una acción de coerción e impedimento de la tarea normal de las personas democráticamente elegidas por el pueblo catalán", ha añadido.

Tras los incidentes de hoy, Mas ha invitado al colectivo de 'indignados' a que hagan una "reflexión a fondo" porque "por esta vía no conseguirán nada" que no sea el "rechazo" de la gran mayoría de los ciudadanos.

"Entiendo que mucha gente pueda sentirse indignada. Pero no es lo mismo estar indignado que actuar con indignidad", ha afirmado Mas, que ha recordado que quien quiera protestar dispone de "muchos canales" para hacer oír su voz.

Mas ha dejado claro que "no es tolerable" que se intente impedir con "violencia y coacción" que un Parlamento democrático desarrolle sus debates con normalidad: "No se puede pisotear la dignidad de un Parlament que tanto ha costado mantener a lo largo de la historia".

Para prevenirse de las críticas que pueda haber por las cargas contra los concentrados alrededor del parque de la Ciutadella, que han cometido el "delito" de intentar impedir la celebración de un pleno democrático, Mas ha hecho un llamamiento a la población para que comprenda que la policía debe actuar en un caso como éste.

Mas ha pedido que "se entienda" que, cuando en una democracia la policía actúa para garantizar el normal desarrollo de un debate en el Parlament, "no es un elemento de represión sino de seguridad".

"Hay que garantizar la integridad de los diputados. Esto puede conllevar en las próximas horas que haya algún uso legítimo de la fuerza. Pido la comprensión del pueblo de Cataluña", ha afirmado.

Mas ha defendido "el uso de la fuerza para garantizar causas mayores" como el Parlament, que es "un bien superior", aunque algunas imágenes de las cargas "puedan hacer daño a los ojos".

El presidente de la Generalitat ha explicado que a las 8.30 horas ha salido de casa en dirección al Parlament, pero sobre las 9.30 aún no había conseguido entrar debido al cerco de los 'indignados', lo que le ha llevado a tomar la decisión de llegar en helicóptero, con la presidenta de la cámara, Núria de Gispert.

Mas quería que las dos máximas autoridades políticas de Cataluña llegasen "puntualmente" a las 10 de la mañana, hora prevista de inicio del pleno de los presupuestos de la Generalitat.

Su intención era trasladar un mensaje de "normalidad" pese al "boicot" de los "violentos", aunque "da pena y es triste" que el pleno sí se haya visto alterado en su desarrollo por la situación "excepcional" vivida.

Mas ha agradecido a los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana su trabajo para garantizar la seguridad de políticos, trabajadores del Parlament y profesionales de medios de comunicación.

ZAPATERO

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha rechazado, ante la situación que se está viviendo en el Parlamento de Cataluña, cualquier tipo de manifestación violenta que impida el ejercicio de derechos. Fuentes del Ejecutivo han informado de la posición de Zapatero ante las protestas de los "indignados" del Movimiento 15-M, que han intentado impedir el debate de los presupuestos en el Parlamento catalán y que han obligado al presidente de la Generalitat, Artur Mas, a ser trasladado en helicóptero a la institución.

El jefe del Ejecutivo fue preguntado por este asunto por los periodistas antes de participar en la sesión de control al Gobierno del pleno del Congreso y se limitó a responder con un "no" al ser interpelado por la posibilidad de si temía la deriva del Movimiento 15-M.

Sin embargo, las fuentes citadas han precisado que con esa respuesta, Zapatero se refería al hecho de que no le preocupa el Movimiento 15-M en sí como algo democrático y pacífico que es, y sin establecer vinculación alguna con lo que hoy estaba ocurriendo en Barcelona. Ante esas protestas en el Parlamento catalán, según las fuentes, el presidente del Gobierno ha expresado su posición contraria a "cualquier manifestación violenta que impida el ejercicio de derechos, venga de donde venga".

RAMÓN JÁUREGUI DICE A LOS INDIGNADOS QUE HAY LÍNEAS ROJAS QUE NO PUEDEN CRUZAR

El ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, ha advertido a los "indignados" que se han concentrado frente al Parlamento catalán de las "líneas rojas" que no se pueden traspasar en el debate para mejorar la democracia, como son cuestionar el sistema o deslegitimar a sus representantes. Jáuregui ha rechazado las "agresiones" e "insultos" a los diputados catalanes frente al Parlament, ha recordado que son los representantes del pueblo, y ha hecho hincapié en que la democracia se puede perfeccionar, pero no sustituir.

En su respuesta a una interpelación del diputado de ERC Josu Erkoreka sobre medidas para profundizar en la credibilidad, transparencia, austeridad y los controles democráticos de las instituciones, Jáuregui ha aludido a las protestas que están protagonizando hoy los indignados frente al Parlamento catalán.

La democracia no tiene alternativa, no hay contramodelo al modelo democrático. Se puede perfeccionar, pero no sustituir", ha proclamado el ministro de la Presidencia. "Las agresiones e insultos a los políticos son agresiones a representantes del pueblo. Admito la protesta de dos mil, pero quiero recordar a esos dos mil que ha habido 3.200.000 catalanes que han votado a estos representantes", ha recalcado Jáuregui en alusión a los concentrados frente al Parlament.

BONO PIDE QUE LA POLICÍA ACTÚE CONTRA LOS INDIGNADOS QUE INCUMPLEN LA LEY

El presidente del Congreso, José Bono, ha asegurado que la Policía "tiene que ejercer la fuerza" contra aquellos que impidan la entrada al Parlamento catalán o falten el respeto a los demás, y ha recalcado que el único imperio en un estado de derecho es la ley "y los indignados tienen que cumplirla"

En declaraciones en los pasillos del Congreso, Bono ha dicho que le preocupa y le indigna que "invocando emociones, ideologías o renovación se falte al respeto a las personas", como al alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón -que fue increpado frente a su domicilio el lunes por la noche-, se impida la entrada al Parlament, "o se intente llegar hasta las puertas del Congreso cuando éste está reunido, entre otras cosas, porque eso es un delito"."La Policía tiene que ejercer la fuerza, que para eso es la fuerza pública legítima para respetar los derechos de todos", ha señalado Bono quien ha recalcado a continuación: "sea políticamente correcto o no, se interprete bien o se interprete mal, el único imperio que hay en un estado de derecho es la ley y los indignados tienen que cumplirla".