Seis científicos a bordo del buque que se aproximará a la zona de la erupción volcánica submarina

Seis científicos de distintos organismos viajarán a bordo del buque oceanográfico "Profesor Ignacio Lozano" que previsiblemente hará este sábado una primera aproximación a la zona donde se está produciendo una erupción volcánica submarina en la isla de El Hierro.

El buque, de 27 metros de eslora, tenía previsto llegar hoy al puerto de La Estaca, en Valverde, pero las malas condiciones del mar ha retrasado su llegada que se espera para esta tarde.

Carlos Barrera, investigador de la Plataforma Continental de Canarias, ha explicado a los periodistas que este barco está dotado de la instrumentación necesaria para medir parámetros como la salinidad, la turbidez, la temperatura o la clorofila del agua de la zona.

El investigador ha explicado que esta expedición científica está coordinada por la Agencia Canaria de Investigación y participan el Instituto Canario de Ciencias del Mar, el Instituto Español de Oceanografía, el Instituto Tecnológico de Energías Renovables de Tenerife y el Instituto Geográfico Nacional.

Barrera ha destacado la oportunidad que supone estudiar un fenómeno como éste, que es impredecible y desconocido y por ello los científicos tomarán todas las medidas de protección que sean necesarias.

Algunos de los análisis que se realicen tendrán los resultados sobre la marcha y ha aclarado que será el buque del Instituto Español de Oceanografía, que podría llegar a la isla a mitad de la próxima semana, el que podrá obtener imágenes de lo que está ocurriendo en el fondo del mar.

Barrera ha explicado que la instrumentación del "Profesor Ignacio Lozano" dispone de una sonda que permite obtener muestras de hasta una profundidad de 1.500 metros.

Mientras, la mancha que apareció el miércoles frente a las costas de la Restinga y que es la señal de la erupción volcánica que se produjo el lunes, se mantiene estable y los científicos ofrecerán esta tarde los últimos datos sobre la evolución de este proceso volcánico.

OTRO BUQUE DE INVESTIGACIÓN PARTE ESTE LUNES HACIA EL HIERRO

El buque de investigación Ramón Margalef, del Instituto Español de Oceanografía (IEO), un organismo público de investigación dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación, partirá el próximo lunes desde su base en Vigo hacia la isla de El Hierro, para estudiar durante "el tiempo que sea necesario" las consecuencias de la erupción volcánica tanto en los fondos marinos de la isla canaria como en su ecosistema.

El buque está "perfectamente equipado" para obtener imágenes con gran nitidez y a gran profundidad (a más de 2.000 metros), cuenta también con equipos "muy potentes" de iluminación y un sistema "muy sofisticado" de captación de muestras, que lo convierte en uno de los laboratorios flotantes más avanzados del país.

El barco, de 46 metros de eslora, captará imágenes en tres dimensiones que permitirán estudiar el comportamiento de los bancos pelágicos, y gracias a su sistema de propulsión diesel electrónica, que lo hace particularmente silencioso, apenas resultará invasivo para el medio ambiente.

La nave tiene una capacidad para transportar a once investigadores, aparte de doce miembros de la tripulación, aunque el material que vaya recopilando podrá ser analizado en tiempo real también desde tierra gracias a su emisión vía satélite.

LA PRIMERA ERUPCIÓN DEL SIGLO EN TERRITORIO ESPAÑOL, MONITORIZADA MINUTO A MINUTO

La última vez que la Tierra recordó a los canarios que viven sobre volcanes, en 1971, las instituciones científicas españolas se enteraron por la CIA de que algo extraño pasaba en La Palma, a pesar de que sus habitantes llevaban semanas sintiendo terremotos, y los primeros vulcanólogos llegaron a la isla al día siguiente de que estallara el Teneguía.

Cuatro décadas después, la primera erupción del siglo XXI en territorio español, la que ahora se vive en los fondos submarinos de la isla de El Hierro, ha sido monitorizada al minuto desde su inicio y tiene movilizada a la élite científica del país desde mediados de julio, cuando se detectaron los primeros seismos de origen volcánico.

Solo el Instituto Geográfico Nacional (IGN) tiene hoy en El Hierro a 35 personas dedicadas al seguimiento del fenómeno, pero a sus efectivos hay que sumar al personal sobre el terreno del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcán) y varias universidades, con especialistas que van desde la geología hasta el seguimiento de la fauna marina.