Los bancos provisionarán otros 30.000 millones para cubrir sus activos tóxicos

Los bancos españoles deberán movilizar 30.000 millones de euros adicionales para cumplir con los nuevos requerimientos de provisiones aprobados por el Gobierno, según informó el ministro de Economía, Luis de Guindos. Estas provisiones afectarán a los créditos inmobiliarios considerados no problemáticos, a diferencia de la reforma aprobada a principios de febrero pasado, que exigió a la banca 54.000 millones para sanear la cartera de créditos morosos o problemáticos.

De esta manera, la banca española deberá destinar un total de 84.000 millones de euros para sanear los créditos a la promoción inmobiliaria, que sumaba a finales de 2011 un total de 310.000 millones de euros. De esta cifra, unos 123.000 millones son considerados no problemáticos, si bien se cree necesario aumentar los saneamientos, que hasta ahora suponían el 7 % de su importe, para disipar todas las "dudas sobre la rentabilidad y la solvencia de las instituciones bancarias", dijo el ministro.

A partir de ahora, los bancos deberán provisionar los créditos para la compra de suelo al 52%, las promociones en curso al 29% y la promoción terminada al 14%. Una vez acometidos estos saneamientos, la banca disfrutará de una cobertura del 45% en su cartera de crédito para la promoción inmobiliaria. Los bancos cuentan con un mes, hasta el 11 de junio, para comunicar al Banco de España cómo piensan acometer estos saneamientos.

El Ministerio de Economía da por supuesto que no todas las entidades españolas podrán afrontar estos requerimientos sin que sufran un deterioro en sus recursos propios o en sus ratios de capital. Por ello, el Real Decreto Ley aprobado hoy contempla que en caso de que una entidad necesite inyecciones de capital, el Estado, a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), podría realizarlo mediante la compra de acciones o a través de la compra de títulos convertibles, aunque "prioritariamente" se optará por esta segunda.

"Este tipo de inyección de fondos no supone la concesión de ayudas públicas", dijo el ministro, que explicó que la devolución de los fondos exigirá el pago de un interés del 10 %, "el doble de lo que está pagando el Tesoro a esos plazos". Los bancos tendrán cinco años para devolver todo el dinero público.

FUSIONES HASTA EL 30 DE JUNIO

El Gobierno ha decidido dar un mes más de plazo, hasta el 30 de junio, a las entidades financieras para anunciar su planes de integración, segun informó el ministro de Economía, Luis de Guindos, al término del Consejo de Ministros.

Con la primera reforma financiera, el plazo otorgado por el Gobierno para que las entidades anunciaran fusiones era el 30 de mayo, si bien ahora, a la luz de la dificultad que entraña la nueva vuelta de tuerca a las provisiones, ha decidido alargarlo hasta el 30 de junio.

Entre las entidades que sopesan protagonizar una operación corporativa se encuentran Unicaja, Ibercaja, el grupo BMN y Liberbank, que han convocado una reunión la próxima semana para evaluar el impacto de las nuevas medidas que va a aprobará el Gobierno.

LOS BANCOS, OBLIGADOS A TRASPASAR SUS ACTIVOS INMOBILIARIOS PROBLEMÁTICOS

Por otra parte, en el marco de esta nueva fase de la reforma financiera el Ejecutivo obligará a la banca a separar sus activos vinculados al 'ladrillo' en sociedades independientes antes del próximo 31 de diciembre, según anunció el ministro de Economía, Luis de Guindos.

Estos activos, que deberán separar las entidades financieras inmersas en procesos de fusión hasta el 31 de diciembre de 2013, se trasladarán a un precio de valor contable menos las provisiones acumuladas por las entidades para cumplir con las exigencias establecidas en el real decreto de febrero y el aprobado este viernes. El ministro de Economía señaló que para el Gobierno sería deseable que entraran inversores privados en estas sociedades.

De Guindos recalcó que estas medidas responden a la voluntad de "transparencia absoluta" del Gobierno, porque no puede existir la más mínima duda sobre las valoraciones de los activos en manos de la banca. "Si no, la recuperación económica será difícil", advirtió.

DOS EXPERTOS INDEPENDIENTES HARÁN LA VALORACIÓN DE LOS ACTIVOS DE LA BANCA ESPAÑOLA

El ministerio de Economía encargará a dos expertos independientes la valoración de toda la cartera de activos de la banca española, según anunció la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

El ministro de Economía, Luis de Guindos apuntó que no debería existir "conflicto de intereses" entre estos valoradores, como, por ejemplo, que parte del negocio dependa de clientes en España. "Serán instituciones con el máximo prestigio y sin conflicto de interés", garantizó De Guindos, quien agregó que no necesariamente deberán ser sociedades especializadas en carteras de préstamo promotor. "Hay consultoras, bancos de inversión y gestoras de patrimonio", ejemplificó

PEDIRÁ A LA BANCA NUEVAS APORTACIONES AL FONDO DE GARANTÍA DE DEPÓSITOS

Además el Gobierno se plantea pedir a los bancos "una derrama especial" que adelante sus aportaciones al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD)."El Fondo de Garantía de Depósitos ha agotado sus recursos después de la privatización de Unnim", por lo que "el planteamiento en estos momentos" es pedir a las entidades "una posible derrama especial" de las cuotas que tienen que aportar para cubrir el fondo y financiar así "las operaciones pendientes en estos momentos", ha explicado.

Las entidades de crédito aportan cada año el 2 por mil de los depósitos de los clientes que tienen en balance al Fondo de Garantía de Depósitos, pensado principalmente para garantizar el dinero de los ahorradores en caso de quiebra y que ahora se está utilizando para financiar estas operaciones.Según aseguraron a Efe fuentes del sector, Economía ha propuesto que las entidades adelanten entre ocho y diez anualidades y aporten un 3 por mil, lo que supondría sumar entre 18 y 20.000 millones a los poco más de 2.000 millones con los que cuenta ahora el Fondo de Garantía de Depósitos.