El juez atribuye el cierre del espacio aéreo en 2010 a "una decisión política"

El magistrado José Antonio Vazquez Taín, titular del Juzgado de Instrucción número dos de Santiago, ha resuelto una vez más decretar el archivo definitivo de la causa contra los controladores aéreos por "no ser los hechos constitutivos de delito".

El aeródromo de Lavacolla, en la capital gallega, fue el primer aeropuerto de España en el que el 3 de diciembre de 2010 Aena llevó a cabo el cierre del espacio aéreo, de manera unilateral, y decretó Rate 0, recuerda la unión sindical de este colectivo, la USCA.

El magistrado hace una serie de razonamientos y calificaciones jurídicas en su auto, divulgado a los medios por esta organización, donde destaca que la decisión de cerrar el espacio aéreo el 3 de diciembre de 2010 fue "una decisión política de quien tenía competencia para ello (...) y solo caben responsabilidades políticas".

UNA DECISIÓN DE AENA

Así, resuelve que "el espacio aéreo no se cerró por falta de controladores, sino por una decisión de AENA que impone el Rate 0".

Vázquez Taín argumenta y razona en su auto de archivo definitivo de la causa que los controladores "no están puestos de acuerdo para ejecutar un plan preestablecido (...) sólo tenían pactado una postura, exigir a la empresa que cumpliera sus propias normas de seguridad en relación con el número máximo de horas de servicio".

En este punto el magistrado recuerda: "Si era la empresa la que imponía unas condiciones, debía cumplirlas. Nada que valorar".

"Lo que sí queda excluido es que ni los controladores habían pactado abandonar masivamente los puestos de trabajo, ni tenían un plan para cerrar el espacio aéreo (...) habían remitido, con meses o semanas de antelación, comunicación a la empresa para indicarles que en su caso concurrían tal o cual circunstancia y que con margen de tiempo suficiente ponían el hecho en conocimiento de Aena para que adoptase las medidas al efecto".

Tras esa exposición y análisis el magistrado Vázquez Taín se permite -así lo interpreta la USCA- la licencia de hacer un comentario para confirmar que no había ninguna "confabulación" por parte de los controladores aéreos: "Ni el propio Maquiavelo en su magnífico El Príncipe es capaz de imaginar un plan tan barroco para conseguir un fin".

Vázquez Taín vuelve a dejar "en evidencia" a Aena, según la USCA.