Los aspirantes a suceder a Rajoy tendrán que dar el paso después de que se convoque el Congreso del PP

Los dirigentes del PP que aspiren a suceder a Mariano Rajoy en la presidencia de este partido tendrán que dar un paso al frente y presentar su precandidatura entre los siete y los quince días siguientes a que se ponga fecha al próximo Congreso Nacional, en un proceso que prevé una elección a dos vueltas si existen más de dos aspirantes: primero votan los afiliados y después, los compromisarios en el Congreso.

El PP incluyó en sus Estatutos esta nueva forma de designar a su presidente en el 18º Congreso Nacional, celebrado el año pasado. Los 'populares' no llegaron a introducir las primarias en su régimen interno de funcionamiento, pero abrieron la puerta a una forma de participación de sus bases. Salvo que de manera interna se pacte la presentación de un único candidato a la sucesión, las nuevas normas permitirán el voto de los afiliados.

El próximo lunes está convocada la Junta Directiva Nacional que tiene que poner fecha al próximo cónclave de los 'populares' y abrir así todo este proceso. Según el artículo 35 de los Estatutos del partido, entre siete y quince días siguientes a la fijación de esa fecha quien quiera ser presidente del PP tendrá que registrar su precantidatura ante la Comisión Organizadora correspondiente, "conforme a lo que se señale en el acuerdo de convocatoria".

EL PROCEDIMIENTO

Los aspirantes sólo necesitan el aval de 100 afiliados para dar ese paso. Después, la Comisión Organizadora proclamará a los precandidatos presentados en un máximo de 48 horas y convocará una campaña electoral interna que no superará los 21 días.

Los afiliados podrán después votar, de forma secreta, a cualquier de estos aspirantes, al mismo tiempo que eligen mediante listas abiertas a los compromisarios que enviarán al Congreso en representación de su territorio.

Si alguno de los precandidatos logra más del 50 por ciento de los votos válidos de los afiliados, o supera en 15 puntos o más al resto y además ha sido el más votado en la mitad de las circunscripciones, será proclamado ante el Congreso como candidato único a la presidencia del PP.

De no lograr ninguno estas cifras, los dos aspirantes con más apoyos pasarán el corte y serán los compromisarios en el Congreso los que elijan. Los candidatos tendrán que presentar en este cónclave su programa y el equipo que proponen para cubrir los órganos de dirección del PP.

CANDIDATO AL GOBIERNO

Los Estatutos del PP señalan también que el presidente del partido elegido será además candidato a la presidencia del Gobierno, lo que impide en este partido la bicefalia que sí puede ocurrir en otros, en algunos como el PNV, de forma obligatoria.

El Congreso Nacional elegirá en una lista al futuro presidente y a los 35 vocales del Comité Ejecutivo Nacional, así como a 30 vocales para la Junta Directiva Nacional.

RAJOY PODRÍA SER PRESIDENTE DE HONOR DE LOS POPULARES

Rajoy dejará la presidencia del PP pero pasará a ser con seguridad presidente de honor del partido. A propuesta de quien sea su sucesor, el Congreso Nacional podrá nombrarle para ese argoo que ahora mismo no ostenta nadie.

Tenía este puesto honorífico José María Aznar, pero en diciembre de 2016 renunció a él en una carta dirigida a Rajoy en la que certificaba su distanciamiento del partido. Previamente, la fundación que él preside, FAES, se había desvinculado del PP.