Un bebé aparece carbonizado en un coche y la Policía investiga a su padre

bebe_2010103V0.wmv

La policía investiga las causas que rodean la muerte de un bebé que apareció carbonizado a última hora de la tarde de ayer en el interior de un vehículo en el municipio coruñés de Betanzos, mientras que su padre fue encontrado con graves quemaduras a un kilómetro del lugar.

Fuentes próximas a la investigación informaron de que el fuego pudo haber sido provocado por el padre del bebé, ya que momentos antes la madre llamó a la Guardia Civil para denunciar que su marido la había amenazado diciéndole que no volvería a ver con vida a su hijo.

Esta sospecha la corrobora el hecho de que en el asiento delantero derecho del vehículo fue hallada una pequeña bombona de 'cámping gas'.

El padre del niño se encontraba a aproximadamente un kilómetro del lugar donde fue hallado el coche y tenía graves quemaduras en el cuerpo, indicó la misma fuente.

En estos momentos el hombre se encuentra custodiado por las fuerzas del orden en el Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, a donde fue evacuado.

El dispositivo de búsqueda del bebé se estableció después de que sobre las siete de la tarde una mujer alertase a la Guardia Civil de Betanzos de las amenazas de su marido para acabar con la vida del niño.

Aproximadamente una hora y media después de iniciada la búsqueda los agentes localizaron el vehículo en llamas, una furgoneta Peugeot Partner, en una carretera poco transitada del término municipal de Betanzos.

Una vez sofocadas las llamas, los bomberos se encontraron con la sobrecogedora imagen de que en el asiento trasero del vehículo se encontraba el cadáver del niño en su silla infantil completamente carbonizado por el fuego.