La alcaldesa de Berga sale del juzgado cuatro horas después de ser detenida

Montse Venturós
Montse Venturós |Telemadrid

La alcaldesa de Berga (Barcelona), Montse Venturós (CUP), ha abandonado el juzgado hacia las 12.00 horas del mediodía, cuatro horas después de su detención por parte de los Mossos d'Esquadra por haber plantado en dos ocasiones al juez que la investiga por dos delitos electorales.

Arropada por su abogado, el diputado de la CUP Benet Salellas, Venturós ha abandonado los juzgados poco después de las 12.00 horas y ha sido recibida con aplausos por un centenar de personas que aguardaban en el exterior para mostrarle su apoyo.

Los Mossos d'Esquadra han detenido a las 7.55 horas esta mañana en su domicilio a la alcaldesa de Berga, Montse Venturós (CUP), por orden judicial, y la han trasladado a los juzgados de esta localidad barcelonesa.

La alcaldesa plantó el pasado 17 de octubre por segunda vez al titular del juzgado de instrucción número 1 de Berga, que la había citado como investigada por mantener la 'estelada' en la fachada del consistorio durante las elecciones catalanas del 27S y generales del 20D, en un acto que ella misma calificó de "desobediente".

MARTA VENTURÓS DEFIENDE ANTE EL JUEZ QUE MANTUVO LA 'ESTELADA' POR "MANDATO POPULAR"

La alcaldesa de Berga (Barcelona), Marta Venturós (CUP), ha defendido ante el juez que mantuvo colgada la 'estelada' en el Ayuntamiento durante dos citas electorales cumpliendo un "mandato popular".

Lo ha explicado junto a ella su abogado y diputado de la CUP en el Parlament, Benet Salellas, pasadas las 12 horas a la salida del juzgado de Berga, adonde los Mossos la han trasladado tras detenerla a las 7.55 por mandato judicial tras no haber comparecido a la cita judicial cuatro veces.

Marta Venturós ha declarado ante el juez durante unos 20 minutos y ha contestado a las preguntas que le han formulado el magistrado y el fiscal, han informado fuentes judiciales. Después, recibida por unas 100 personas al grito de 'Independència', ha declarado a los periodistas que ha sufrido un ataque absolutamente antidemocrático contra el pueblo catalán y no sólo un ataque a las instituciones, por "el simple hecho de tener una bandera colgada en el Ayuntamiento".

La alcaldesa de Berga también ha defendido que el Ayuntamiento que ella gobierna "tenía un mandato clarísimo de mantener colgada la 'estelada", que no ha cometido ningún delito y que seguirá trabajando por la independencia.

"DENUNCIA DE LA EXTREMA DERECHA"

Su abogado, Benet Salellas, ha destacado que la detención de Venturós parte "de una denuncia de la extrema derecha; concretamente, de SCC", y que la justicia española le ha dado validez y legitimidad, además de detener a personas por tener una bandera en cumplimiento de un mandato popular y del Ayuntamiento desde 2012.

Para él, hay "una escalada represiva" hacia el independentismo que se expresa con la detención a un cargo electo que fue elegido precisamente para cumplir el mandato popular de la independencia.

Al preguntársele por que los Mossos d'Esquadra la hayan detenido por orden judicial, Salellas ha preguntado al Govern su estrategia ante las acusaciones y detenciones que da por hecho que irán llegando: "Que nos diga si está con la justicia española o con defender a los cargos electos independentistas".

Ha discrepado "frontalmente de la estrategia seguida por el Govern", y ha lamentado especialmente que la detuvieran de madrugada, en su vivienda particular y aprovechando que estaba sola.