El alcalde de Leitza culpa a su antecesor del homenaje a los presos etarras

El alcalde de Leitza (Navarra), Oier Eizmendi (Bildu), ha asegurado hoy que el presupuesto y el programa de fiestas de la localidad, en el que se incluyeron varios actos de homenaje a presos etarras, fue aprobado por la corporación anterior, dirigida por el miembro de ANV Xabier Zabalo. Según han informado fuentes jurídicas, Eizmendi, que ha declarado durante media hora ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz imputado por un delito de enaltecimiento del terrorismo, ha dicho que sólo llevaba dos meses en el Ayuntamiento y que se limitó a elaborar un texto de saludo que apareció posteriormente en el programa, de 48 folios.

El alcalde ha añadido que los actos fueron programados por una Comisión de Festejos de la que forman parte dantzaris, futbolistas y otros vecinos de Leitza, aunque ha afirmado que no recuerda el nombre de ninguno de ellos.

En el programa se publicó un artículo sobre los presos de ETA, a los que se hacía referencia como "presos políticos".

Eizmendi, que ha subrayado que como miembro de Bildu ha suscrito un compromiso contra la violencia incompatible con cualquier acto de enaltecimiento del terrorismo, ha dicho también que el Ayuntamiento sólo intervendrá en el asunto de las fiestas mediante el control de las facturas que le sean presentadas en el futuro.

También ha asegurado que no participó en ninguno de los actos en los que supuestamente se enalteció a los reclusos y que, según le comentaron después varios amigos suyos, el que consistía en un brindis por los presos ni siquiera llegó a celebrarse.

En la denuncia interpuesta por la Fiscalía se asegura que el pasado 10 de agosto, con motivo de las fiestas de San Tiburcio, en Leiza tuvo lugar una manifestación de apoyo a los presos etarras y que, antes del chupinazo con el que dieron comienzo los festejos, varios encapuchados exhibieron en la plaza del Ayuntamiento una pancarta con fotografías de reclusos de la banda. En relación con estos hechos, Eizmendi ha señalado que no vio a los encapuchados porque en ese momento se encontraba en otro lugar de la sede consistorial desde el que no se divisa la plaza.

El alcalde, según las mismas fuentes, ha dicho asimismo que, en cualquier caso, lo sucedido está fuera del control del Ayuntamiento, que no puede hacerse responsable del comportamiento de terceros.

El juez también ha tomado declaración a Lourdes Juantorena -que según la denuncia de la Fiscalía ese día llevaba una pegatina con la foto de la presa etarra Jone Lozano- y Saioa Iraola -que portaba una camiseta con la imagen de la misma reclusa y pronunció unas palabras de apoyo a ésta desde el balcón consistorial-.

En su comparecencia ante el juez, las dos vecinas de Leitza han asegurado que sabían que Lozano estaba detenida, pero que desconocían que fuera por delitos de terrorismo, y que expresaron su respaldo hacia ella porque era compañera suya en un grupo denominado Bilgune Feminista, que defiende los derechos de la mujer.

Tras tomarles declaración, el magistrado ha mantenido la imputación por enaltecimiento del terrorismo a los tres.

Dos parlamentarios de Bildu en el Parlamento navarro, Maiorga Ramírez y Aitziber Sarasola, han acompañado al alcalde de Leitza, el primer representante de la coalición que es imputado por un delito de enaltecimiento, a la Audiencia Nacional.

El primero, presidente de EA en Navarra, ha declarado a los periodistas que la acusación contra Eizmendi es un "montaje" que pretende "manchar la trayectoria de la coalición".