Unos 43.000 agentes se encargarán de la seguridad en las zonas tirísticas españolas

Unos 43.000 agentes se encargarán de la seguridad en las zonas tirísticas españolas

El Gobierno estima que España recibirá entre 55 y 56 millones de turistas en 2011, lo que supondría un incremento de entre el 4,5 y el 6,5% con respecto a los cerca de 53 millones de visitantes recibidos el pasado año. En la temporada veraniega el incremento previsto es de entre el 6 y el 8%.

Así lo reveló el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, en una rueda de prensa junto al vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, con motivo de la presentación del Plan Turismo Seguro, una ampliación de la llamada Operación Verano. Sebastián destacó que de confirmarse estas previsiones, sería el cuarto mejor año de la historia, y "eso es muy positivo dada la situación económica en que se encuentra Europa y España".

LA SEGURIDAD, VALORADA POR LOS TURISTAS

En relación al plan presentado, Sebastián explicó que la seguridad es el segundo elemento más valorado por los turistas a la hora de escoger España por detrás únicamente de la belleza paisajística y por delante de los alojamientos, el transporte o la gastronomía. A este respecto, consideró que la seguridad es un factor estructural a favor del turismo español, ya que se considera "como un lugar seguro". De hecho, parte del incremento de los turistas se explica por los conflictos en el norte de África y Oriente Medio.

Sobre el operativo de seguridad, que además de en verano se aplicar en Navidad y Semana Santa, Rubalcaba detalló que supondrá incorporar 3.000 agentes adicionales a los cerca de 40.000 que están establecidos en las zonas turísticas. También contempla destinar 12 helicópteros a esas zonas.

ERASMUS POLICIAL

Además, se incrementará la vigilancia de las infraestructuras de transprte, como estaciones, aeropuertos y puertos, y de los espectáculos y acontecimientos especiales.

Como ejemplo, Rubalcaba explicó que agentes franceses cooperarán con los policías españoles durante la visita del Papa a Madrid, en el marco de un programa de intercambio que llevará agentes españoles a París durante el verano.

Por otro lado, se editará un folleto en diez idiomas para informar a los turistas sobre temas relativos a la seguridad y se extenderá la experiencia del Servicio de Atención al Turista extranjero (SATE) de Madrid a otras ciudades, como Benidorm, Gandía, Santa Cruz de Tenerife y Málaga.