El absentismo en el centro de control aéreo de Barcelona alcanza el 34%

controladores_19_2010719V0.wmv

El absentismo laboral en el centro de control aéreo de Barcelona, ubicado en Gavá, ha alcanzado esta mañana el 34%, lo que supone que 18 de los 53 controladores aéreos programados para este turno no se han presentado a trabajar, según aseguró AENA en un comunicado.

La falta de controladores aéreos del Centro de Control de Tráfico Aéreo de Gavà (Barcelona) ha provocado hoy retrasos en una docena de vuelos en el aeropuerto de El Prat, con una media de retrasos de entre 30 y 60 minutos, aunque un vuelo con destino a Viena ha salido con dos horas de retraso.

Según ha informado Aena, el absentismo laboral en este centro de control aéreo ha alcanzado esta mañana el 34%, lo que supone que 18 de los 53 controladores aéreos programados para este turno no se han presentado a trabajar.

De las 900 operaciones programadas para hoy, se han registrado una docena de retrasos que han afectado de manera especial a un vuelo de Vueling entre Barcelona y Viena que ha salido de El Prat dos horas más tarde de lo previsto.

Además, ocho de las bajas han sido comunicadas esta misma mañana, minutos antes de comenzar el servicio, sin que AENA haya tenido oportunidad de buscar sustitutos.

Para esta mañana, estaban programados 32 controladores en ruta y 14 en aproximación, más 7 imaginarias para cubrir posibles imprevistos, configuración, según el gestor de los aeropuertos españoles, "más que suficiente para prestar el servicio, dadas las previsiones de tráfico", pero sólo se han presentado 35 profesionales.

El gestor de los aeropuertos españoles ha denunciado en su nota que los controladores "mantienen la misma estrategia de bajas deliberadas iniciada el fin de semana", cuando el absentismo llegó al 46% el domingo, con 28 controladores que no se presentaron a trabajar.

El absentismo que continúa registrando una alta tasa en el centro de control aéreo de Barcelona "está ocasionando graves perjuicios a los pasajeros, las compañías aéreas y al sector turístico, ya que la alteración del tráfico aéreo que están provocando las bajas de los controladores afecta principalmente a los aeropuertos turísticos del este peninsular y Baleares".

Aena ha denunciado hoy que los controladores "mantienen la misma estrategia de bajas deliberadas iniciada el fin de semana", cuando el absentismo llegó al 46% el domingo, con 28 controladores que no se presentaron a trabajar.