¿Cómo fue la abdicación?

Según van pasando los días, vamos conociendo más detalles de como se gestó la abdicación del Rey. Sabemos que el Príncipe estuvo presente en la grabación del discurso y que Don Juan Carlos, emocionado, se vio obligado a interrumpirlo en varias ocasiones porque se le quebraba la voz.

El Rey decidió a comienzos de abril que abdicaría tras las elecciones europeas, para no interferir en la campaña electoral, y antes del verano, pero la fecha del anuncio no fue acordada hasta la semana pasada, con el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, y el de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Fue en enero pasado cuando don Juan Carlos comunicó a la Reina y al Príncipe de Asturias su decisión de renunciar al trono, algo que trasladó más tarde, en el mes de marzo, al presidente Rajoy y a Rubalcaba.

Tanto doña Sofía como la Princesa de Asturias han estado al tanto de un proceso que no ha culminado hasta que el Monarca no ha recuperado la normalidad en su actividad institucional, así como sus condiciones físicas tras su operación quirúrgica de noviembre.

LA FECHA

Una vez decidida la abdicación para después de las elecciones al Parlamento Europeo, faltaba por cerrar una fecha definitiva, que de hecho cambió varias veces hasta que se zanjó la semana pasada, han explicado fuentes de la Casa del Rey.

Influyó en su elección la agenda de la Familia Real, ya que don Juan Carlos, Rajoy y Rubalcaba convinieron en que en ese momento debían estar en Madrid doña Sofía y los Príncipes de Asturias.

Don Felipe regresó esa mañana a Madrid desde El Salvador, donde ha asistido a la toma de posesión del nuevo presidente del país, Salvador Sánchez Cerén, en tanto que la Reina viajaba a Nueva York, donde va a recibir el premio Path to Peace, concedido por la Santa Sede y la ONU. Además, Rajoy se desplazaba este miércoles a Portugal para participar en una cumbre hispano-lusa.

LAS LLAMADAS

Antes de que Mariano Rajoy hiciera pública la decisión de don Juan Carlos en una declaración institucional, el propio Monarca se lo había comunicado ya a los presidentes del Congreso y el Senado, Jesús Posada y Pío García-Escudero.

Y después de que hablara el jefe del Gobierno, hizo lo propio con los presidentes autonómicos de Cataluña, Artur Mas, País Vasco, Iñigo Urkullu, y Andalucía, Susana Díaz, al igual que con los portavoces parlamentarios del Congreso.

El representante de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, el del PNV, Aitor Esteban, el de IU, Cayo Lara, y la portavoz de turno del grupo Mixto, Olaia Fernández Davila (BNG), fueron sus interlocutores.

Del mismo modo, don Juan Carlos conversó con los presidentes del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, del Tribunal Supremo y CGPJ, Carlos Lesmes, y con los máximos responsables de la patronal, Joan Rosell y CCOO, Ignacio Fernández Toxo. Tambien llamó al lider de UGT, Cándido Méndez, pero este no cogió el teléfono y se encontró varias horas despues con una llamada perdida del Rey.

También comentó su decisión con los soberanos de otras casas reales europeas y recibió llamadas de algunos líderes internacionales, entre ellos el presidente de Francia, François Hollande.

Entre tanto, el Príncipe telefoneó a los herederos al trono de las demás casas reales europeas. Su mensaje televisado a todos los españoles fue grabado hacia las 11 de la mañana, en el Palacio de la Zarzuela y en presencia de su hijo.