Zapatero pide apoyo, Rajoy elecciones

Rifirrafe Zapatero Rajoy

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero y el líder de la oposición, Mariano Rajoy, presidente del Partido Popular, protagonizaron un intenso "cara a cara" parlamentario que logró romper la monotonía del debate sobre el estado de la Nación. Con virulencia, Rodríguez Zapatero reaccionaba a la intervención vespertina de Rajoy en la que le pedía a Zapatero que "no prolongará la agonía del país". El jefe del Ejecutivo acusaba a su vez a Rajoy de ser "el perfecto perro del hortelano que ni apoya ni propone nada". Tras un "le he visto a usted de los nervios y lo entiendo", de Rajoy a Zapatero, el popular enumeró y deposito en el atril media docena de documentos y propuestas del PP encuadernadas para que, segun afirmó, "tenga usted un completo programa de gobierno".

Y es que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, acusó a Mariano Rajoy, en el turno de réplica del debate sobre el estado de la Nación, de "mentir a sabiendas" sobre las cifras económicas de España, al tiempo que de no tener "criterio, ni plan, ni programa para decir qué reformas quiere" realizar en la economía.

"Yo le acuso de dar cifras sobre nuestra riqueza, renta per cápita y deuda pública que no se corresponden con la realidad", espetó el jefe del Ejecutivo a Mariano Rajoy, después de reprocharle que había "mentido a sabiendas" sobre la renta per cápita de España al asegurar que los españoles eran hoy más pobres que en 2004.

Tras asegurar que España está "entre los mejores de los grandes" en deuda pública, muy por debajo de países como Francia, Reino Unido, Alemania o Italia, ha afeado a Rajoy que pase "de puntillas" por la situación del sistema financiero, que ha sido la causa de la crisis internacional, de manera singular en la zona euro.

Zapatero le ha reprochado también que durante esta legislatura "ni una sola vez", y "hoy ya de manera escandalosa", haya efectuado propuesta alguna. "Ha apostado usted por desear que las cosas no mejoren para ver si así mejoraba usted, porque es muy difícil que usted mejore, a tenor de los índices de confianza que conocemos", ha indicado.

Y es que, según su resumen, la actitud de Rajoy en todo este tiempo ha sido "jugar en una única dirección", la de negar permanentemente su colaboración para salir de la crisis, no asumir ninguna responsabilidad con el país y tratar que las cosas fueran a peor.

Por ello, Zapatero sostenía: "usted es el perfecto perro del hortelano. Ni apoya, ni propone nada. Se limita a pedir que convoque elecciones". "Además de eso, ¿qué? Además de eso, nada de nada", ha abundado Zapatero, para decirle a continuación al líder del PP que si presentarse alguna alternativa en la Cámara podrían debatirla e incluso compartirla.

El jefe del Ejecutivo ha garantizado que tiene asumida la crítica por reconocer la crisis tarde o por negarla, pero ha criticado que el PP olvide problemas como el elevado endeudamiento del sector privado, vinculado directamente a la inversión en vivienda, o la baja productividad.

Zapatero ha acusado a Rajoy de rechazar las reformas que sabe que son necesarias e imprescindibles, como la de las pensiones, la reforma laboral o la de la reforma colectiva.

RAJOY: "LO HE VISTO DE LOS NERVIOS Y LO ENTIENDO"

El líder del PP, Mariano Rajoy, aseguró en su réplica que "lo he visto, señor Rodríguez Zapatero, de los nervios y lo entiendo" porque "ningun Gobierno en democracia recibió una herencia económica mejor, ni nigun gobierno en democracia la dejará peor".

"La prima de riesgo está cada vez peor, cada vez hay menos crédito, cada vez más dudas... ¿Que quiere?, ¿que le apoye pensando como pienso que es un error descomunal?. "Ya está bien de echarle la culpa a los demás; si hubiera hecho caso a nuestras propuestas, las cosas habrían ido mucho mejor", le ha asegurado al jefe del Ejecutivo y es que segun afirmó Rajoy "nunca en la historia del Parlamento hizo la oposición tantas propuestas", "y nunca el Gobierno votó tantas veces en contra".

El presidente de los populares, tras recordar el "sinfín" de propuestas fiscales de su partido, las 71 enmiendas que presentó a la reforma laboral o los "errores" sobre los que alertó en política energética y le ha preguntado "cuántas veces" le ha propuesto, entre otras cosas, no aumentar el gasto público, establecer un techo presupuestario autonómico o alternativas a medidas tan impopulares como la congelación de las pensiones.

Rajoy las enumeraba, una a una, esgrimiendo y dejando sobre la tribuna de oradores textos encuadernados con propuestas económicas de los populares, sus propuestas legislativas como la reforma de la estabilidad presupuestaria, una ley para los emprendedores o un proyecto legal sobre transparencia y buen gobierno.

Rajoy ha sostenido que su partido ha apoyado los proyectos económicos que consideraba buenos, si bien ha dejado claro que el PP no está dispuesto a "seguir en silencio" los "errores" del presidente ni a respaldar una política que "lleva a España a la ruina". "No puede pedir usted a ninguna oposición que se sume a sus errores, no lo puede hacer, no es democrático", aseguraba Rajoy que sostenía que "habría sido letal para España no haber estado aquí con una alternativa dando una esperanza a los ciudadanos y denunciando que las cosas están mal", ha añadido Rajoy.

Por ello, ha insistido otra vez, en que la gestión económica no puede encontrar la adhesión del PP, en especial porque son el Gobierno y su presidente los que "generan una desconfianza mayúscula" y recomendaba el adelanto electoral. "Es la mejor solución para España". "Ya se lo demandé el año pasado; si me hubiera hecho caso, le hubiera ido mejor a usted, a su partido y a todos los españoles", ha añadido.

ZAPATERO: ¿VE COMO LOS DEBATES TIENEN SU UTILIDAD?

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, inisitía que es necesario "agotar la legislatura" e ironizaba al respecto: "Ve como los debates tienen alguna utilidad. Nos hemos ido acercando. Es evidente que para debatir todos esos proyectos de Ley necesitamos agotar toda la Legislatura".

Zapatero, ha reclamado al presidente del PP, Mariano Rajoy, que trabaje por la confianza, la credibilidad y la solvencia de la economía española, ya que ha advertido: "No me gustaría pensar que en lo único que nos parecemos a Grecia es en la oposición".

"No voy a discutir las cifras de paro, porque son inasumibles", le ha dicho Zapatero a Rajoy, pero le ha afeado el uso, a sabiendas, de datos "falsos" como hablar de un supuesto "déficit oculto". En este contexto, ha pedido al jefe de la oposición que procure "moderar a sus colaboradores" porque "decir eso resta credibilidad ante los mercados internacionales".

Por contra, ha pedido apoyo a Rajoy en la políticas económicas porque, aseguró, "las reformas de hoy corrigen los excesos de ayer y son la garantía de la prosperidad de mañana". Zapatero ha respondido a la afirmación del líder del PP de que los socialistas habían recibido la mejor herencia económica de la democracia y, por contra, ha asegurado que esa herencia fue: "muy baja productividad y mucho ladrillo".

Antes de concluir, el presidente del Gobierno, advertía que "hay mucho en juego" para el sistema financiero español en la salida a bolsa de Bankia y reclamaba el apoyo del principal partido de la oposición. "Sabe que en eso hay mucho en juego y que el proceso de esta entidad (Bankia) debe ser un éxito". En este sentido, Zapatero pidió a Rajoy que defienda la reestructuración del sistema financiero y su sistema financiero. "Le pido que contribuya y defienda la reestructuración porque ello ayudará a nuestras instituciones. No le pido un voto, le pido que apoye los procesos de reestructuración", finalizó el presidente del Gobierno.

Al ser el último debate de política general de Zapatero, Mariano Rajoy ha aprovechado para, al margen de discrepancias políticas, desearle "lo mejor para su futuro personal y familiar". "Personalmente le deseo lo mismo, políticamente permítame que no pueda", le ha contestado Zapatero.