Zapatero prevé un crecimiento superior al 1,5% del PIB en el cuarto trimestre

Zapatero prevé un crecimiento superior al 1,5% del PIB en el cuarto trimestre

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha adelantado que el PIB crecerá por encima del 1,5% interanual en el cuarto trimestre de este año, y ha añadido que en los últimos trimestres se ha consolidado "el paso de la recesión a la recuperación". Rodríguez Zapatero, ha proclamado este martes en su discurso del Debate sobre el estado de la Nación que el Ejecutivo que "se propone culminar su proceso de reformas en la última parte de la Legislatura" para hacer frente a la crisis económica, una tarea que considera "suficiente para los meses que quedan por delante".

Durante el Debate sobre el Estado de la Nación, Zapatero indicó que la economía española ya ha encadenado cinco trimestres consecutivos de crecimiento, aunque admitió que se trata de una recuperación "gradual y lenta", que se irá acelerando a partir de la segunda mitad de 2011. "Esta recuperación es, todavía hoy, demasiado lenta para producir la creación neta de empleo. Y lo diré una vez más, mientras ésta no se produzca, no podremos dar por superada la crisis", subrayó el jefe del Ejecutivo, tras destacar que se ha pasado de una caída interanual del -1,4% en el primer trimestre de 2010 a un crecimiento del 0,8% en el primero de 2011.

En términos generales, indicó que en estos cinco trimestres la economía ha presentado un patrón de recuperación caracterizado por la "fortaleza" del sector exterior y la "debilidad" de la demanda interna, y agregó que la capacidad exportadora de la economía española es la "buena" noticia de la recuperación. Además, apuntó que el turismo será uno de los sectores de actividad que contribuirá a que en 2011 se alcancen las previsiones de crecimiento, logrando más de 55 millones de visitantes. Gracias a todo ello, añadió, la economía española continúa corrigiendo uno de sus "grandes desequilibrios", como es el déficit por cuenta corriente. Una reducción que, según Zapatero, continuará a lo largo de este año, situándose en torno al 4% del PIB.

Zapatero admitió que si la marcha de las exportaciones y de la internacionalización de la economía es la "buena" noticia, la "mala" y lo que "impide" que la recuperación sea ya más vigorosa, es la demanda interna. Para el conjunto de 2011, el Gobierno prevé una contribución nula de la demanda interna al crecimiento, lo que constituirá una mejora relativa, tras la aportación negativa del -1,2% en 2010.

Esta mejora, apuntó Zapatero, se producirá fundamentalmente por la vía de una mayor renta disponible de los hogares, debido a la "gradual" recuperación del empleo y a la moderación de la inflación, que habrían de impulsar, a su vez, una cierta recuperación del consumo.

DATOS DE PARO "INASUMIBLES"

En cuanto al empleo, Zapatero recordó que de acuerdo con la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre del año, el número total de desempleados alcanza los 4,9 millones de personas, con una tasa del 21,3% de la población activa. En su opinión, "y más allá del peso que pueda atribuirse a la economía sumergida, se trata de "magnitudes inasumibles", especialmente para los jóvenes, con una tasa de paro superior al 40%.

Rodríguez Zapatero negó tajantemente que España vaya a tener una "generación perdida" de jóvenes sin posibilidades de empleo por la crisis económica, tal y como pronosticó el pasado mes de mayo el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Lo aseguraba tras poner de relieve la necesidad de acometer un "gran esfuerzo colectivo" para sacar adelante las reformas económicas que España necesita, con "plena conciencia de que está en juego nuestro bienestar para las próximas décadas". "Ello va a exigir un gran esfuerzo colectivo, un gran sentido de la responsabilidad y una gran colaboración entre todos".

En este sentido adelantó que el Gobierno pretende aprobar en el futuro, Zapatero precisó que son 36 proyectos de ley, entre los que incluyó normas como la reforma del sistema de pensiones, la integración del REASS en el Régimen General de la Seguridad Social, la modernización de la Justicia, la reordenación de la Inspección de Trabajo, la reordenación de las telecomunicaciones o del sector eléctrico y de hidrocarburos.

NUEVAS MEDIDAS PARA REDUCIR LA MOROSIDAD DE PYMES

En concreto, adelantó que el Gobierno completará el proceso de reformas con nuevas iniciativas como una nueva regulación del silencio administrativo para convertirlo en positivo en un "buen número de procedimientos", medidas de protección para los sometidos a ejecución presupuestaria, normas para incrementar la seguridad jurídica en el tráfico inmobiliario o nuevas medidas en favor de emprendedores y para aliviar la morosidad que padecen, especialmente, pymes y autónomos ante las entidades locales.

En segundo lugar, detalló que el Gobierno desarrollará algunas de las reformas ya aprobadas, como la de políticas activas de empleo, en colaboración con las comunidades y los interlocutores sociales, o la de la formación profesional, o la implatanción efectiva de la prestación por cese de actividad de las autónomos o la reforma de AENA o el nuevo régimen del juego.

Finalmente, Zapatero señaló que con la aprobación por parte del Consejo de Ministros del límite de gasto no financiero, el Gobierno ha dado el primer paso para la elaboración de los Presupuestos para 2012. En este sentido, dijo que el Ejecutivo deberá adoptar "acciones decididas", pero indicó que se hará "de manera selectiva", preservando el gasto social, "lo que ha sido una seña de identidad de todo el proceso de consolidación fiscal".

PROPONDRÁ UNA REGLA DE TECHO DE GASTO PARA LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS

Rodríguez Zapatero anunció que el Gobierno propondrá, en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) del próximo mes de julio la aprobación de una regla de gasto en las autonomías similar al que se va a aprobar en el Estado y las corporaciones locales. El Ejecutivo la remitirá a la Cámara en las próximas semanas.

Al explicar los datos de ejecución presupuestaria, Zapatero ha reconocido que la información del primer trimestre indica, en algunas comunidades autónomas, "la existencia de incertidumbres" y ha recordado que el cumplimiento del objetivo de déficit requiere "la aplicación estricta" de la senda trazada para todas las Administraciones públicas.

El presidente del Gobierno ha indicado su intención de trabajar conjuntamente para incrementar la calidad de la información presupuestaria, ámbito en el que se ha avanzado con la publicación de "información homogénea" de todas y cada una de las autonomías, con periocidad trimestral.

ANUNCIA MEDIDAS DE PROTECCIÓN FRENTE A LA EJECUCIONES HIPOTECARIAS

Asimismo, Rodríguez Zapatero anunció que elevará hasta el 50% por encima del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) los ingresos inembargables de las familias, fruto de una ejecución hipotecaria. Esto supone que una familia no podrá ver embargados sus ingresos más allá de los 961 euros mensuales. "Se trata de una medida de calado que trata de proteger a las familias", aseveró Zapatero, quien añadió que es un paso "audaz y contundente".

José Luis Rodríguez Zapatero, confió en que la concesión de crédito se recupere cuando culmine el proceso de reestructuración financiera, que supondrá una mejora de la eficiencia y solidez del conjunto de entidades. Zapatero resaltó que la puesta en marcha del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) en 2009 y la nueva Ley de Cajas en 2010, han racionalizado el sector hasta el punto de reducir en casi dos tercios el número de entidades, de 45 a 18. Este proceso de consolidación de entidades, subrayó, se ha visto reforzado con un ejercicio de transparencia a escala individual, tanto en el contexto de las pruebas de resistencia europeos como en relación a su exposición a la construcción y promoción inmobiliaria.

En este periodo, las entidades financieras han saneado activos por un importe superior a los 90.000 millones de euros, lo que equivale al 9% del PIB, y se han recapitalizado por importe de 50.000 millones (5% del PIB), enfatizó el presidente del Gobierno. A este proceso se suma el Plan de Reforzamiento de capital de las entidades, y confió en que sólo "unas pocas de ellas" precisen de fondos públicos, cuya concesión tendrá carácter temporal, "el que imponga el interés general, y se realizará en estrictas condiciones de mercado".

El presidente recordó que el pasado mes de marzo, el Banco de España publicó las necesidades de capital para doce entidades, cifradas en algo más de 15.000 millones de euros, y que disponen de plazo hasta el 30 de septiembre para cumplir con el objetivo de recapitalización.

En España se siguieron las mejores prácticas bancarias y había menos contaminación que en otros países por los productos tóxicos de la ingeniería financiera, indicó. "Pero el desplome del sector inmobiliario, provocado por la brusca restricción del crédito, tenía que acabar impactando en el propio sistema financiero", justificó. "Había, pues, que redimensionarlo, reforzando su solidez y su solvencia, para que pudiera ser útil a las nuevas necesidades de financiación", incidió el presidente del Gobierno ante el Congreso de los Diputados.