Zapatero anuncia elecciones generales para el 20 de noviembre

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, adelantará las elecciones generales. Serán el 20 de Noviembre segun ha anunciado hoy. José Luis Rodríguez Zapatero, anunció que el último Consejo de Ministros del actual Ejecutivo se celebrará el 19 de agosto y que en el el se aprobará un decreto ley de recorte adicional del gasto público para cumplir el objetivo de déficit publico del 6% marcado por Bruselas.

El jefe del Ejecutivo cree "conveniente" que el próximo 1 de enero el Gobierno que haya salido de las urnas ya esté al frente de la responsabilidad del ejercicio económico 2012.

Zapatero ha afirmado que el Ejecutivo no elaborará los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2012 tras el anuncio de adelanto electoral, por lo que ha dado por hecho que se prorrogarán las cuentas de este año. En este sentido indicó que el nuevo Gobierno, a partir del 1 de enero, podrá, de acuerdo con la legislación vigente, adecuar las cuentas públicas a las necesidades que tenga la economía española en ese momento.

Además, dando a conocer la fecha de los comicios a finales de julio, antes de que fuera "jurídicamente necesario" el debate público ya no girará en torno a la posibilidad del adelanto electoral, sino sobre las propuestas de las distintas fuerzas políticas.

"Si he decidido anunciarles en el día de hoy el calendario electoral es para proyectar certidumbre política y económica sobre los próximos meses, sobre lo que queda por hacer, sobre lo que vamos a hacer y sobre la fecha electoral", ha remarcado.

Zapatero ha comunicado su decisión en la rueda de prensa posterior al último Consejo de Ministros del curso político, en la cual ha reseñado que se trata de una decisión "pensada" y "madurada" por él desde hace tiempo.

Considera el presidente que antes de la disolución de las Cortes, el 26 de septiembre, todavía habrá tiempo para aprobar las leyes y reformas económicas que están en la "fase final" de su tramitación parlamentaria, así como un decreto ley con nuevas medidas económicas, que el Gobierno pretende aprobar el 19 de agosto. Dicho decreto ley pretende acelerar la reducción del déficit público, que contemplará medidas para mejorar la recaudación del Impuesto de Sociedades y el recorte del gasto farmacéutico, así como nuevas iniciativas para crear empleo. Zapatero indicó que aunque a cinco meses de que concluya el ejercicio presupuestario existen "buenas condiciones" para alcanzar el objetivo de déficit (6% del PIB), es necesario llevar a cabo un "esfuerzo adicional" para asegurar su consecución.

En este sentido, apeló también a la "contribución leal y responsable" de los distintos niveles de la administración pública en la consecución de este objetivo, y valoró positivamente el compromiso del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) para aprobar en cada comunidad una regla de gasto coherente con la aprobada para el Estado. "El proceso de consolidación fiscal está encauzado, aunque existe una tensión permanente sobre el control del gasto. En su opinión "la recuperación continúa y comienza a ofrecer síntomas positivos en el empleo, pero aún falta tiempo para que la recuperación general tenga el ritmo que deseamos y se vuelva a crear empleo, por lo que habrá que continuar en la dura tarea, pero el rumbo está fijado", reiteró Zapatero.

El presidente del Gobierno ha aludido a la "inviabilidad" de devolver competencias autonómicas a la Administración central. Zapatero ha restado importancia a que presidentes, como el de Murcia, hayan hecho declaraciones en las que dicen que devolverán educación y sanidad por la falta de financiación para los servicios. "Cuando lo piensen más tranquilamente" se darán cuenta de "la inviabilidad" de la propuesta, constitucional y estatutariamente. "Eso es así -ha añadido- y va a seguir siendo así".

INTERÉS GENERAL Y RESPONSABILIDAD INSTITUCIONAL

Ha insistido el jefe del Gobierno en que el adelanto electoral no responde a una "expectativa electoral", sino al "interés general y responsabilidad institucional", todo ello para que el nuevo Gabinete formado tras los comicios "esté el 1 de enero al frente del país con todas sus facultades" para hacerse cargo de la economía. De hecho, Rodríguez Zapatero ha hecho hincapié en que el anticipo de los comicios es "bueno para la economía" y ha reseñado los últimos datos económicos, como la EPA o la reducción del déficit.

Según el jefe del Ejecutivo, confirman "cierto cambio de tendencia positivo que el Gobierno cree que continuará en el futuro inmediato". Además, ha enfatizado que el Gobierno "va a cumplir todos los compromisos para consolidar el crecimiento y la recuperación de empleo".

MOODY'S Y PRIMA DE RIESGO

Rodríguez Zapatero confía en que el proceso de revisión para una posible rebaja de la calificación de la deuda española anunciado este viernes por la agencia Moody's no se llegue a consolidar. En su comparecencia recalcó que el propio comunicado de la agencia de calificación crediticia tiene "claroscuros" y reconoce una serie de temas "muy importantes" de la tarea que está llevando a cabo el Gobierno, por lo que esperó que la revisión de la nota que se debe llevar a cabo en el futuro inmediato no se llegue a consolidar.

"Nuestro país está asentado firmemente en la credibilidad de las reformas y en el esfuerzo continuo para la reducción del déficit y el control del gasto, después de haber hecho la reforma del sistema financiero, las reformas de las políticas activas, las reformas de las pensiones, las reformas de la competitividad...", incidió.

Asimismo, Zapatero, que rehusó "especular" sobre un posible techo de la prima de riesgo, también recordó que el compromiso de España con el pago de los intereses de la deuda está "razonablemente por debajo de la media europea" y de la de países de gran peso en Europa. En este sentido, añadió que "por supuesto" que al Gobierno le interesa reducir lo que cuesta a la economía financiarse y la prima de riesgo, pero incidió en que España está en una situación "asumible" en cuanto al servicio de la deuda y que la capacidad de financiación del Tesoro durante este tiempo ha sido "muy poderosa".

Además subrayó que el origen de estas tensiones obedece a las dudas sobre cómo se van a resolver los problemas de la deuda griega.

Así, el presidente del Gobierno incidió en que aún se mantendrán un tiempo las tensiones en las mercados y recordó que agosto suele generar este tipo de volatilidad. Por ello, instó a aplicar lo más rápidamente posible las medidas adoptadas por el Eurogrupo el pasado jueves y que afectan principalmente a Grecia. A este respecto, señaló que los mercados deben ir conociendo y asumiendo que el plan aprobado por los líderes europeos es "creíble, sólido y afronta el fondo el problema de Grecia".