Zapatero confía aún en alcanzar un acuerdo sobre el retraso de la jubilación hasta los 67 años

El Pleno del Congreso de los Diputados aprobará este martes las recomenaciones acordadas por la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo con el voto en contra de los partidos minoritarios de izquierda. El texto consta de un total de 21 recomendaciones en las que por primera vez se especifica la falta de acuerdo en uno de sus puntos principles: el retraso de la edad legal de jubilación. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero confía aún en alcanzar un acuerdo sobre el retraso de la jubilación hasta los 67 años, con empresarios, sindicatos e incluso el PP. Rajoy se mostraba contrario a retrasar la edad de jubilación y pedía al Ejecutivo que se ocupe antes de que se cumpla la actual ley en vigor, donde se establece que la edad de jubilación es los 65 años.

El ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, ha insistido en que la idea del Gobierno es ampliar a 67 años la edad legal de jubilación y mantener la posibilidad de retirarse a los 65 años para carreras largas de cotización. En este sentido, ha repetido en varias ocasiones que la propuesta "inicial" es la de cotizar 41 años para poder jubilarse a los 65 años y ha recordado que, en todo caso, la ampliación de la edad de jubilación a los 67 años se hará de forma progresiva, desde el 1 de enero de 2013 hasta el año 2027.

En rueda de prensa tras la Conferencia Sectorial de Asuntos Laborales, Gómez se ha negado a dar detalles de la negociación que mantiene con sindicatos y empresarios por respeto a ellos, pero sí ha adelantado que las conversaciones "se van a intensificar" en los próximos días para tratar de conseguir un acuerdo antes del viernes, fecha prevista para la aprobación del anteproyecto de ley en el Consejo de Ministros.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se mostraba confiado anoche, en una entrevista en Veo7, en poder llegar a un acuerdo en la reforma del sistema público de pensiones tanto con los agentes sociales como con el PP. "Tengo confianza en que hay elementos suficientes para que pueda haber un consenso", ha subrayado Zapatero, quien ha indicado que había hablado en los últimos días con Rajoy sobre este tema y ha añadido que el líder de la oposición también es "consciente" de que hay que hacer una reforma en materia de pensiones.

Sobre esta reforma, ha insistido una vez más en que la edad de jubilación se retrasará hasta los 67 años, algo que ha calificado de "lógico y normal", pero se ha mostrado partidario de introducir elementos de "flexibilidad" en función de los años que se hayan trabajado. En este sentido, ha indicado que la propuesta del Gobierno es que los trabajadores que hayan trabajado "en torno o cerca de 40 años" puedan jubilarse a los 65.

Por su parte, el presidente del PP, Mariano Rajoy, en una entrevista en Antena 3, se mostró contrario a elevar la edad de jubilación a los 67 años y señaló que "no lo haría" si estuviera en su mano. En su lugar, pedía al Ejecutivo que se ocupe antes de que se cumpla la actual ley en vigor, donde se establece que la edad de jubilación es los 65 años, porque según datos del Ministerio de Trabajo del año 2009 más del 50 por ciento de las personas que se jubilaron en ese año lo hicieron antes de los 65, y de ese porcentaje un 20 por ciento lo hicieron antes de los 60.

EL CONGRESO APROBARÁ ESTE MARTES LAS RECOMENDACIONES DEL PACTO DE TOLEDO

El Pleno del Congreso de los Diputados aprobará este martes las recomenaciones acordadas por la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo. Sin embargo, éste no fue el único punto en el que el Grupo Socialista tuvo que ceder para lograr el consenso de la mayor parte del arco parlamenario, sino que también accedió a que se incluyera un párrafo en el que se constata que el Gobierno contradijo lo recomendado por el Pacto de Toledo al congelar las pensiones en 2011.

El texto que previsiblemente se aprobará este martes contará con un total de 27 votos particulares, de los que ocho son conjuntos de los partidos minoritarios de izquierda (ERC, IU, ICV, BNG y NaBai). Estos ocho votos particulares incluyen uno a la totalidad del texto, ya que estas formaciones consideran que la reforma del Gobierno es "inadmisible" porque supone un "recorte muy grave" de los derechos de los futuros pensioistas.

Del resto de votos también hay uno conjunto de todos los grupos en el que subrayan el carácter público del sistema de pensiones y la necesidad de mantenerlo y mejorarlo.

Por otro lado, el PP, el PNV y CiU también han presentado un voto particular, mientras que UpyD defenderá un total de 15 votos particulares.

La aprobación de las recomendaciones del Pacto de Toledo se producir tres días antes de que el Consejo de Ministros apruebe la reforma. Hasta entonces, el Gobierno sigue reuniéndose con las organizaciones sindicales y empresariales con el objetivo de lograr un acuerdo, al que posteriormente podrían sumarse los grupos parlamentarios.