Zapatero sella con Rivero el apoyo de Coalición Canaria a los Presupuestos

Semana clave en vísperas de un cambio de gobierno y del debate sobre los Presupuestos Generales del Estado en el Congreso. El presidente del Gobierno ha recibido este lunes en La Moncloa al jefe del Ejecutivo canario, Paulino Rivero, que apoyará junto al PNV las cuentas públicas. Las contrapartidas de esos apoyos son objeto de polémica. Los empresarios desconfían de unos presupuestos "que se limitan a la compra de unos votos". El PP exige al Ejecutivo que haga público el acuerdo con el PNV "para que los españoles sepan cuánto les cuesta que Zapatero sea el presidente" del Gobierno.

El presidente de Canarias, Paulino Rivero, confirmó el respaldo de Coalición Canaria (CC) a los Presupuestos Generales del Estado de 2011, tras su encuentro en La Moncloa con el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero. Rivero ha asegurado que se trata de un pacto "histórico" con el que "Canarias gana y ganan los canarios", porque supone dar un paso importante en la resolución de contenciosos que estaban "enquistados" entre ambas administraciones.

Preguntado por si el apoyo a los Presupuestos supone un respaldo a largo plazo al Gobierno, ha reconocido que las cuentas de 2011 tienen que desarrollarse en los próximos meses y que Coalición Canaria actuará "responsablemente".

El acuerdo, ha explicado el presidente regional, se firmará esta tarde en el Congreso de los Diputados y prevé el traspaso a Canarias de las políticas activas de empleo, incluida la bonificación de las cuotas a la Seguridad Social, "en las mismas condiciones" que se hará con el País Vasco, y la transferencia de la inspección de trabajo, igual que se hizo con Cataluña.

Rivero no ha detallado la cuantía de estos traspasos, pero ha destacado su importancia, al igual que la definición de las aguas interinsulares. Según ha indicado, se ha cerrado un compromiso por el cual las aguas encerradas entre los puntos más salientes de las islas pasará a denominarse aguas canarias, con los derechos que la comunidad deberá tener en función del reparto competencial. Este aspecto se desarrollará a través de la tramitación de una proposición de ley en el Congreso, que deberá estar aprobada antes del 31 de diciembre.

Además, se impulsará un nuevo Estatuto de Autonomía, con el compromiso de que lo apoyarán los socialistas canarios, y se mejorarán "sustancialmente" las bonificaciones a las tasas aéreas, especialmente para incentivar el incremento de frecuencias y las rutas en mercados emergentes.

La reunión, que ha durado hora y media, ha servido asimismo para garantizar la modificación de determinados aspectos del Régimen Económico y Fiscal de Canarias (REF), para incluir en el mismo las bonificaciones de las tasas aeroportuarias y no tener que negociarlas cada año. Dentro de este apartado, Rivero ha avanzado también la posibilidad de que los aviones que sobrevuelan las islas puedan aterrizar para dejar o recoger pasajeros y de instalar en el archipiélago el registro de aviones y aeronaves. En el pacto, ha añadido, se ha dejado muy claro que se mantendrá la bonificación del 50 por ciento para los residentes canarios en los billetes aéreos y que sólo quedará excluida la primera clase, para la que se buscará una fórmula más "ajustada".

El presidente canario ha agradecido también que el Ministerio de Fomento haya dictado una orden para rectificar su decisión y mantener los sistemas de control convencionales en el aeropuerto de El Hierro.

Zapatero suma así nuevos apoyos a sus cuentas para el próximo año, cuya aprobación ya quedó garantizada tras el acuerdo alcanzado la semana pasada con el Grupo Parlamentario del PNV. El refrendo ahora de CC ofrece un plus de estabilidad al Gobierno socialista y una tramitación parlamentaria sin sobresaltos de la ley.

Este pasado domingo, el presidente del Gobierno dio por hecho durante su intervención en un mitin en Ponferrada (León) el apoyo de CC, a pesar de que un día antes Rivero advirtiera de que su partido "tumbará" el proyecto de Ley si no se admiten todas sus exigencias.

Zapatero se mostraba convencido de que el Gobierno está haciendo "lo que hay que hacer" para que España salga de la crisis y recupere la senda de la creación de empleo, el acuerdo con PNV y Coalición Canaria permitirá poner en marcha un plan económico comprometido, decisivo para el futuro del país.

EL PP PIDE QUE EL ACUERDO CON EL PNV SEA PÚBLICO PARA QUE LOS ESPAÑOLES SEPAN CUANTO CUESTA QUE ZAPATERO SIGA SIENDO PRESIDENTE

En este sentido, el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, ha exigido al Gobierno que sea haga público el acuerdo alcanzado con el PNV en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para que, ha subrayado, los españoles sepan cuánto les cuesta que José Luis Rodríguez Zapatero sea el presidente del Gobierno.

En declaraciones a Onda Madrid, Pons ha señalado que "no sabemos el contenido de esas negociaciones porque no se ha publicado, por lo que hay que exigir de una manera inmediata, alta y clara que el documento firmado por Zapatero y el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, se haga público porque los españoles tienen derecho a saber cuánto les cuesta que Zapatero sea presidente del Gobierno", ha recalcado el dirigente 'popular'.

Pons se ha referido también al encuentro que mantienen Zapatero y el presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, para cerrar su apoyo a los Presupuestos. Una reunión que, según ha reconocido, les "sorprende" porque con el Presupuesto de este año los españoles "van a pagar más" y van a "recibir menos".

"Rivero se equivoca, el PNV ha podido pactar cosas por debajo de la mesa y Coalición Canaria (CC) todo lo pacta encima de la mesa y no sé qué ventaja obtiene Rivero y por eso no entiendo que se corresponsabilice" con las políticas llevadas a cabo por Zapatero.

LOS EMPRESARIOS DESCONFÍAN DE UNOS PRESUPUESTOS "QUE SE LITANA LA COMPRA DE UNOS VOTOS"

Desconfianza tambien en círculos empresariales. El presidente del Círculo de Empresarios, Claudio Boada, afirmaba hoy que la visión económica poco realista que domina los presupuestos pone en riesgo el cumplimiento de los objetivos de ingresos del Estado, lo que acarrearía una nueva crisis de confianza en los mercados, que obligaría a tomar "sobre la marcha" medidas de ajuste adicionales, más duras que si se anticipasen ahora.

En este sentido, aseguró que no añade confianza sobre la economía el que la aprobación de las cuentas públicas se supedite a acuerdos políticos que "hacen de menos al presupuesto" y que se limitan "a la compra de unos votos", en referencia al pacto alcanzado por el Gobierno con el PNV y Coalición Canaria. Boada cree que la negociación política está lejos de ser un proceso en el que debería primar el beneficio de los ciudadanos de todo el país. "Negociar con un partido que no está gobernando, que está en la oposición de una comunidad autónoma, donde los temas que se ponen encima de la mesa poco o nada tienen que ver con la bondad del presupuesto, me parece que hace de menos al presupuesto", aseguró Boada.

En la desconfianza sobre el cumplimiento de las previsiones presupuestarias, incidí atambien el Instituto de Estudios Económicos (IEE) que advirtió este lunes que probablemente no se cumplirá el objetivo de reducir el déficit público al 6%. En rueda de prensa, el responsable del Servicio de Estudios del IEE, Gregorio Izquierdo, explicó que si no se cumple la previsión del 1,3% de crecimiento del PIB del Gobierno y sí la de organismos internacionales, el déficit público se situaría entre el 6,5% y el 6,8% en 2011.

"La laxitud presupuestaria mostrada por este Gobierno nos hace ser desconfiados sobre el cumplimiento de las cifras", agregó Izquierdo que reclamó que en lugar de mecanismos para aumentar el límite de endeudamiento los PGE deberían incorporar facilidades para suprimir más partidas.

Y ESTE MARTES DEBATE EN EL CONGRESO

Mañana martes, a las doce del mediodia la vicepresidenta económica, Elena Salgado subirá a tribuna del Congreso para defender los presupuesto del año que viene que gracias al acuerdo del gobierno con el PNV y con CC podrán seguir su tramite parlamentario.

Sus seis votos unidos a los del partido socialista van a permiter rechazar la enmiendas que han presentado cinco grupos parlamentarios que representan a siete partidos que piden que las cuentas publicas se devuelvan al gobierno. Se trata de PP, CiU, ERC, IU, ICV, el BNG y UPyD, que piden la devolución del texto.