Zapatero asegura que Europa descarta la necesidad de rescatar a España

mONCLOA_20101127V0.wmv

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado a los responsables de las mayores empresas españolas reunidos en el Palacio de la Moncloa que las autoridades europeas descartan la necesidad de rescatar a España, según informaron a Europa Press fuentes de los asistentes al encuentro.

El líder del Ejecutivo ha indicado a los presidentes y consejeros delegados de las 37 mayores compañías españolas que las autoridades comunitarias no prevén que sea necesario aplicar en España un plan de salvamento como el de Irlanda o Grecia a pesar de las dudas de algunos inversores sobre la capacidad del país de salir de la crisis, dudas que se disiparán con el espaldarazo a las reformas estructurales.

Las dificultades que atraviesa España en los mercados financieros y su reflejo sobre el deterioro de la deuda soberana ha centrado la intervención del presidente de Caja Madrid, Rodrigo Rato, que ha sido el segundo empresario en intervenir, tras el presidente de la Caixa y de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), Isidro Fainé.

Zapatero ha insistido ante los empresarios en el compromiso del Gobierno de acelerar las reformas estructurales y cumplir con los objetivos de reducción del déficit, sin descartar nuevas medidas fiscales en caso de que fuera necesario.

PROBLEMA DE CREDIBILIDAD.

El presidente de Caja Madrid ha asegurado que España sufre un grave problema de credibilidad por lo que el Gobierno no tiene margen para relajarse en los dos próximos años y debe acelerar las reformas en marcha y anticiparse a las siguientes, porque en el oscuro escenario económico "todo es posible".

En este sentido, Rato ha considerado clave una reforma del sector inmobiliario que permita incorporar cambios en la legislación urbanística y de los ayuntamientos en cuanto a la propiedad del suelo.

De igual forma, Fainé ha insistido en la necesidad de adoptar medidas en esta dirección que permitan aliviar el crédito al sector promotor, uno de los principales lastres en las cuentas de resultados tanto de cajas como de bancos en España.

Las dificultades que atraviesa el sector del ladrillo centró también las intervenciones de los presidentes de Sacyr, Luis del Rivero y de Ferrovial, Rafael del Pino.

CAMBIAR LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA.

Tras las intervenciones de los máximos responsables de las mayores cajas de ahorros de España, han expuesto su punto de vista sobre la crisis española el presidente de Telefónica, César Alierta, y del Santander, Emilio Botín.

El presidente del primer banco español ha pedido a Zapatero que termine "con la máxima urgencia" la reforma de la negociación colectiva, que actualmente negocian empresarios y sindicatos de forma bilateral, ya que su importancia va "más allá" de la del mercado laboral y del sistema de pensiones.

Botín también ha solicitado al líder del Ejecutivo que refuerce los mecanismos para controlar el gasto de las comunidades autónomas que, tal y como advierten algunos organismos, supone el mayor riesgo para cumplir con la consolidación fiscal.

La reforma de la negociación colectiva es una de las tareas pendientes de los agentes sociales y el Gobierno, que aún espera que los sindicatos y la patronal acerquen posturas y lleguen a un acuerdo antes de que acabe el próximo mes de marzo.

En el sector energético, el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha incidido en la necesidad de un marco regulatorio estable, predecible y atractivo que permita mantener el volumen de inversión en España.