Vox sopesa denunciar por terrorismo al joven que atacó a un coordinador local

El joven que agredió a Rajoy ataca al coordinador local de Vox en Pontevedra
El joven que agredió a Rajoy ataca al coordinador local de Vox en Pontevedra

El coordinador de Vox en la provincia de Pontevedra, Andrés Álvarez, ha confirmado que el partido sopesa denunciar a Andrés V.F, alias Capi, el joven que agredió en 2015 a Mariano Rajoy en Pontevedra y que este sábado ha atacado a su coordinador en la ciudad, como presunto autor de un delito de terrorismo.

En declaraciones a Efe, Álvarez ha señalado que esta agresión al compañero de Vox se enmarca en una campaña de amenazas que, a través de las redes sociales, los dirigentes de Vox en Pontevedra han estado recibiendo en los últimos días por parte de la Coordinadora Antifascista de Vigo, a la que vinculan con Resistencia Galega, organización considerada terrorista por las autoridades.

"Esto es una muestra más de la alerta antifascista de Pablo Iglesias", ha señalado el líder de Vox en Pontevedra, a la que, en su opinión, han respondido los "cachorros" de Resistencia Galega para "coartar nuestra libertad de expresión".

El dirigente de Vox ha asegurado a Efe de que el agresor de Juan Manuel Rosales, coordinador del partido de Santiago Abascal en la ciudad de Pontevedra, iba acompañado de varios jóvenes que "intentaron boicotear" el montaje de la carpa informativa, situada frente a la plaza de abastos de la localidad gallega, "y llegaron a tirarnos petardos".

Protección policial para el reparto de propaganda

El reparto de propaganda electoral pudo realizarse gracias a la protección policial, pero cuando Rosales y uno de sus compañeros "salieron del círculo de seguridad", explica Andrés Álvarez, "cinco chavales fueron a por ellos" y Andrés V.F. "le partió la cara".

Las acciones legales que emprenderá Vox contra el joven, según Álvarez, serán por terrorismo porque "pertenece" al ámbito de Resistencia Galega y Causa Galiza.

El coordinador provincial de Vox subraya que el compañero agredido "ya está más relajado" y que, tras el momento de tensión vivido, "ya empiezan a dolerle más las heridas físicas que las emocionales".

"Contábamos con que podía pasar algo así pero no imaginábamos que fuera de esta envergadura, ni que el agresor fuese el mismo que el de Rajoy", ha señalado a Efe.

A pesar de este incidente, Vox Pontevedra asegura que seguirán "con la misma intensidad" protagonizando encuentros con la ciudadanía en la calle, ya que "nadie nos coartará nuestra libertad".