De la Vega niega que haya crisis de Gobierno

De la Vega y Soraya, sobre la crisis de Gobierno

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha limitado el alcance de una futura remodelación del Ejecutivo a una única sustitución, la del ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, que irá en las listas del PSC para las próximas elecciones catalanas. "La consecuencia será, en su momento, si se produce, que el presidente proceda al relevo del ministro. Nada más", manifestó en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

A su lado, la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, ha dejado claro que no se plantea dejar su cartera a pesar del proceso de primarias en el seno del PSM, en el que compite con su secretario general, Tomás Gómez, por ser candidata a la Presidencia de la Comunidad de Madrid en 2011. "Estoy trabajando, como siempre, en las responsabilidades del Ministerio, que ocupan el principal tiempo de mi vida, su totalidad, y no me he planteado ninguna otra cosa", ha aseverado.

En una rueda de prensa casi monográfica, la portavoz del Ejecutivo ha insistido una y otra vez en que, aunque las "quinielas" ministeriales sean un asunto periodístico, el Gobierno no está "en eso", sino en trabajar por la recuperación económica. Además, ya en las primeras preguntas ha advertido a los periodistas de que ni ella ni Jiménez hablarían en la mesa del Consejo de Ministros, que "pertenece a todos los ciudadanos", de las primarias madrileñas.

De la Vega ha querido dejar "bien claro" que "el único objetivo" del Gobierno es "mejorar el bienestar de los ciudadanos" y responder a su exigencia de trabajar por ellos "no ya al cien por cien, sino al doscientos por ciento". "No estamos en ese tema, no hay crisis de Gobierno, el Gobierno está íntegramente dedicado en trabajar por el bienestar de la ciudadanía, a cumplir con su obligación y no estamos en otra cosa", ha dicho.

Junto a De la Vega ha comparecido la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, para explicar el proyecto de Ley de Seguridad Alimentaria y ha evitado referirse al proceso de primarias en Madrid, subrayando que nunca lo hace cuando comparece como ministra. Es más, ha negado tajantemente que haya hecho campaña como titular del Ministerio y ha explicado que su reciente visita a la localidad madrileña de Coslada para visitar la concejalía de Salud junto al alcalde de la localidad --partidario suyo en las primarias-- se enmarcó en la firma de un convenio entre el Ministerio y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Según ha explicado, en esa ocasión hizo declaraciones a los medios por "mínima cortesía" con quienes estaban esperando fuera. "No admito bajo ningún concepto que nadie diga que yo hago campaña mientras soy ministra, que esa algo que hago de forma escrupulosa y responsable", ha replicado Jiménez.

De hecho, la ministra no se ha referido en ningún momento al proceso de primarias y, cuando se le ha preguntado si pensaba dejar el Ministerio próximamente, ha dejado claro que sólo se plantea trabajar en su cartera "con total normalidad y con total dedicación". Posteriormente, en una conversación informal, ha explicado también que, aunque ganase las primarias no tendría por qué dejar el Ministerio de manera inmediata, como no lo hicieron otros que pasaron a ser candidatos desde Ministerios (los 'populares' Josep Piqué o Jaume Matas o el socialista Juan Fernando López Aguilar).

El PP dice que el "autocese" de Corbacho muestra el fracaso del PSOE ante el paro y su "descomposición" interna

Por su parte, la portavoz parlamentaria del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado que la decisión del ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, de abandonar su puesto en las próximas semanas para unirse a las listas del PSC en las elecciones autonómicas catalanas, supone en realidad un "autocese" que constata el "fracaso" del Gobierno socialista para "parar la sangría del paro", al tiempo que refuerza la "imagen absoluta de descomposición" de los socialistas.

"No es casualidad ni un hecho aislado que el primero que abandona el barco de Zapatero sea el ministro del paro, ni que tenga que buscarse empleo en otras administraciones y otras listas", ha asegurado Sáenz de Santamaría en rueda de prensa tras la Junta de Portavoces.

Sáenz de Santamaría vincula además la decisión de Corbacho con la "crisis interna" que, a su juicio, sufre el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero y el PSOE, tras los problemas suscitados en el PSOE madrileño y con la negociación presupuestaria con el PNV.

Los 'populares' "anticiparán" la despedida de Corbacho del Ejecutivo en la sesión de control del próximo miércoles, ya que en lugar de preguntar por el aumento del paro en agosto al todavía titular de Trabajo lo harán a la vicepresidenta económica, Elena Salgado, a quien reprocharán su "irresponsabilidad e insensibilidad" sobre esta cuestión. "Nadie en el Gobierno socialista se hace responsable del problema del paro", ha remachado.