Urkullu propone derogar la ley de partidos y una política penitenciaria flexible

El presidente del PNV, Íñigo Urkullu, ha planteado hoy la conveniencia de la derogación de "esta ley de partidos" y la ejecución de una política penitenciaria "flexible" para avanzar en el proceso final de la violencia y de normalización política. Urkullu ha hecho estas declaraciones después de reunirse durante una hora con el lehendakari, Patxi López, dentro de su ronda de contactos con los partidos políticos para analizar el escenario abierto después de que ETA haya anunciado el cese de su actividad violenta.

En una comparecencia posterior ante los medios de comunicación, Urkullu ha hablado también de la importancia de mantener las políticas institucionales a favor de las víctimas del terrorismo y ha considerado "urgente" que la izquierda abertzale "se comprometa al reconocimiento de las víctimas y del daño causado".Asimismo, ha invitado al lehendakari a que haga una "reflexión" sobre la fórmula para que todas las sensibilidades ideológicas y políticas estén presentes en todas las instituciones y, en este sentido, le ha propuesto que analice la posibilidad de un adelanto de las elecciones al Parlamento Vasco.

Urkullu ha explicado que una vez cumplido el primer punto de la declaración de la Conferencia Internacional de San Sebastián, celebrada hace una semana, con el cese definitivo de la actividad de ETA, la propuesta del PNV es la de "dar continuidad" a las siguientes resoluciones. En este sentido, ha abogado por que haya una derogación de la actual ley de partidos, una revisión de la legislación penal, en concreto de la doctrina Parot, y ha pedido una política penitenciaria "flexible" para aplicar a los presos de ETA los beneficios penitenciarios del resto de reclusos y el fin de la política de "alejamiento" de aquellos.

También ha defendido una política penitenciaria "dinámica de reinserción" y preguntado sobre si apuesta por la concesión de indultos a determinados presos, Urkullu se ha limitado a decir que tampoco se debe caer en el "error de la desmemoria". Ha anunciado que estas propuestas se las va a trasladar al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y que espera poder hacerlo "en breve". Urkullu ha propuesto la celebración de un "día" en el que la ciudadanía pueda "saludar el nuevo tiempo", aunque no ha especificado cómo se concretaría esta iniciativa.

El presidente del PNV ha propuesto también un "plan de trabajo" para que, "cuanto antes", se recupere la normalidad en todas las instituciones de la Comunidad Autónoma para que estén presentes "todas las opciones políticas".

LEGALIZACIÓN DE SORTU

Ha demandado la legalización de Sortu, sobre la que está pendiente una resolución del Tribunal Constitucional, para que sea este partido la representación de la izquierda abertzale y ha insistido en que no ha reclamado formalmente al lehendakari un adelanto electoral, sino que le ha pedido que "reflexione" sobre cuál es la manera mejor y más rápida para que todas las sensibilidades estén en todas las instituciones, incluido el Parlamento Vasco.

Ha explicado que ha pedido a López que haga las gestiones necesarias ante las instituciones europeas para la puesta en marcha de un plan "Peace Euskadi" en Europa que contribuya a "consolidar el proceso de convivencia".Por último, ante la situación preelectoral existente, Urkullu ha reiterado que su partido brindará al futuro Gobierno de España su apoyo para lo que "redunde en el final de ETA".