Unidos Podemos recurrirá el lunes ante el Tribunal Constitucional la aplicación del 155 en Cataluña

El grupo parlamentario de Unidos Podemos-En Comú-En Marea registrará el próximo lunes 4 ante el Tribunal Constitucional un recurso de inconstitucionalidad contra la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña por parte del Gobierno, tal y como ha anunciado el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y ha confirmado la confluencia catalana. En concreto, el grupo confederal presentará un recurso de inconstitucionalidad en solitario contra "los términos de aplicación del 155", según han explicado fuentes del equipo jurídico del partido morado.

Es decir, Unidos Podemos recurre la autorización que aprobó el Senado el 27 de octubre, con los votos del PP, PSOE y Ciudadanos, con la que se permitía al Gobierno poner en marcha este mecanismo a través de diferentes reales decretos, que aprobó ese mismo viernes, y que implicaron la disolución del Parlament, el cese del Govern y la convocatoria de elecciones autonómicas para el 21 de diciembre.

Según ha concretado En Comú, el recurso se registrará este lunes día 4, "con el objetivo de evitar que esto vuelva a pasar en Cataluña y otras comunidades autónomas que han recibido la amenaza del 155 desde el Gobierno del PP". "Es una muestra de que sólo nosotros y con alianzas en el Estado se puede defender el autogobierno de Cataluña y hacerlo avanzar", defienden los 'comunes' en un comunicado.

UN DIA DESPUES DE QUE SE LO PIDA RUFIAN

"Lo vamos a recurrir en breve. Estamos firmando para recurrirlo", ha anunciado el líder Podemos a preguntas de los medios en los pasillos del Congreso, un día después de que ERC retara a Unidos Podemos-En Comú-En Marea a promover dicho recurso de inconstitucionalidad.

En concreto, el portavoz adjunto de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, emplazó este miércoles de forma indirecta a Unidos Podemos a presentar un recurso, preguntándose "por qué un grupo como Unidos Podemos", con los que, a su juicio, tienen "muchas cosas en común", aún no ha iniciado "un recurso de inconstitucionalidad contra el golpe de Estado hacia Cataluña que ha supuesto el 155".

Esquerra apeló a Unidos Podemos ya que cuenta con ese mínimo de 50 diputados que exige la ley para poder recurrir ante el TC, ya que su grupo está formado por 67 parlamentarios frente a los nueve de la formación independentista,

Podemos ha rechazado la aplicación del 155 desde que el Gobierno comenzó a barajar esta medida. No obstante, hasta ahora no había apostado públicamente por recurrirlo ante los tribunales; una posibilidad que sí puso sobre la mesa su socio catalán de En Comú el mismo día de su aprobación en el Senado, pero sin llegar ponerla en marcha, hasta este momento.

Lo que sí recurrió a finales de septiembre el grupo confederal, antes de que tuviera lugar el referéndum del 1 de octubre, ante el Tribunal Supremo, fueron los controles impuestos por Hacienda a la Generalitat de Cataluña, por entender que suponían la intervención de hecho de la comunidad autónoma pero sin recurrir al artículo 155 de la Constitución, que abre la puerta a esa vía y que debe autorizar el Senado.

EL PLENO DEL CONGRESO RECHAZA POR AMPLÍSMA MAYORÍA SU DEROGACIÓN

El pleno del Congreso ha rechazado hoy por una amplia mayoría una moción del PDeCAT que reclamaba la derogación de todos los decretos de "suspensión de la autonomía de Cataluña" derivados de la aplicación de artículo 155 de la Constitución. La moción, que se debatió el pasado martes pero se ha votado hoy, solo ha recabado 89 votos a favor gracias al apoyo de partidos independentistas como ERC y el PDeCAT y también de Unidos Podemos y el PNV, los mismos grupos que rechazaron la aprobación del artículo 155 en el Senado.

Por contra, han agrupado fuerzas el PP, PSOE y Ciudadanos, que han rechazado frontalmente las pretensiones de los independentistas catalanes y durante el debate pidieron al PDeCAT y ERC que pidieran "perdón" a los catalanes por la crisis que vive la comunidad.

La votación del Congreso se ha producido coincidiendo con el primer mes de aplicación del 155 en Cataluña y a pocos días de que comience la campaña electoral de los comicios autonómicos del 21 de diciembre.

En una rueda de prensa posterior a la votación, el diputado del PDeCAT Jordi Xuclá ha lamentado el "cambio de posición" del PSC que, esta vez sí, ha decidido votar en el Congreso junto al resto del PSOE en contra de derogar la aplicación del 155. Ha recordado que el único senador del PSC, el expresidente de la Generalitat, José Montilla, decidió hace un mes abandonar el pleno de la Cámara Alta para no tener que apoyar la medida. "Es la primera vez que electos del PSC han avalado la aplicación del 155", ha destacado.

Durante la defensa de la moción este martes, Xuclá acusó al "club del 155" de haber abolido las instituciones catalanas y pidió apoyo para el "restablecimiento" del Gobierno de la Generalitat presidido por su compañero de partido Carles Puigdemont.

Muy duro, el portavoz de ERC, Joan Tardà, acusó a los partidos constitucionalistas de no sonrojarse con el "grito fascista" del "a por ellos" que ha acabado con un "gobierno democrático en la cárcel" y un "gobierno democrático en el exilio". "Nunca nos hubiéramos imaginado que serían más fachas que ellos", reprochó a los socialistas.

En el otro extremo, la diputada del PP Alicia Sánchez-Camacho pidió a los independentistas que pidan perdón a todos los catalanes por dividir a las familias y a la propia sociedad con una independencia imposible.

Desde el PSOE, Mercè Perea, comenzó su intervención felicitándose de que ERC les llame "fachas" por apoyar el 155. "Me acaba de elogiar llamándome facha, a Serrat también le llamaron facha", remarcó entre los aplausos de la bancada socialista.

Perea acusó al PDeCAT de presentar esta moción como un ejercicio de "regate corto" con la única intención de buscar una fractura en el PSC, cosa que no han conseguido.

También muy contundente, el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, reclamó a los independentistas que pidan perdón a los catalanes en lugar de pretender dar "lecciones de constitucionalismo". Frente a ello, se mostró convencido de que el próximo 21 de diciembre los catalanes les sacarán del Gobierno. "Vamos a ponerles en el rincón de pensar de la democracia que es la oposición", vaticinó.

RAJOY: SERÍA ABSURDO PRETENDER QUE EL ESTADO NO SE DEFIENDA CUANDO SE ATACA SU ESENCIA

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha respondido este jueves a la decisión de Podemos de recurrir ante el Tribunal Constitucional la aplicación a Cataluña del artículo 155 de la Carta Magna afirmando que sería "absurdo" pretender que el Estado no se defienda cuando se está atacando su "esencia".

En una rueda de prensa en Abidjan (Costa de Marfil), tras participar en la Cumbre UE-Unión Africana, Rajoy ha defendido que la aplicación del artículo 155, con la convocatoria de elecciones autonómicas, fue una respuesta proporcional y democrática, con el apoyo mayoritario del Senado como él mismo establece. "Hicimos lo que había que hacer", ha aseverado. "Un Parlamento dice que no rige la Constitución ni el Estatuto, se inventa una nueva legalidad, quita a los españoles su derecho a decidir sobre lo que es su país, no deja ejercer la labor de oposición y declara la independencia; y Podemos y algunos otros lo que quieren es que no hagamos nada, tamaño absurdo no tiene ningún sentido", ha lamentado.

Para Rajoy, el 155 y la convocatoria electoral era "lo menos" que el Gobierno podía hacer y, además, ahora "todo el mundo tiene claro que el Estado puede defender cuando alguien ataca su esencia y lo que está más arraigado en el alma de los españoles". "El Estado actuará siempre porque es su obligación", ha remachado. Así, en opinión de Rajoy, "cada uno es libre de hacer lo que estime oportuno", pero el 155 es un artículo que forma parte de la Constitución, que, por lo tanto, fue aprobado por la "inmensa mayoría" de los españoles, y que existe en "la práctica totalidad" de las Constituciones europeas.

Este artículo, ha proseguido, solamente se aplica en situaciones excepcionales, y precisamente "la circunstancia de que alguien unilateralmente declare la independencia de una parte de un país es una circunstancia excepcional". "Me gustaría saber qué pretendían, las personas que ahora recurren, que hiciéramos", ha añadido.